Huevos benedictinos para honrar nuestras mañana chilangas

Cinco lugares para que sepas por qué cada vez más personas los piden.

Huevos benedictinos de Maison Belen
Foto: Maison Belen

Un clásico de los almuerzos dominicales en Estados Unidos, que se están volviendo una opción chilanga para desayunar tarde en cualquiera de estos restaurantes. Acuérdate: si los llevan a la mesa sin salsa holandesa tienes todo el derecho de pedir que te los cambien. No hay forma posible de que un huevo benedictino exista sin ella.

Maison Belen

A pesar de estar en pleno Polanco, no es caro. De sus benedictinos, sólo tenemos que decir una cosa: valen toda la pena sólo por la crema holandesa que llevan encima. Los montan en pan de centeno horneado ahí mismo y van servidos con una guarnición de espárragos —tienen una versión con un toque de chile habanero—. Ahora bien, si tu plan es más ligero, con un capuchino y un croissant calientito tendrás suficiente.

Galileo 31 Local B, Polanco IV Sección, Polanco, 5280 3715, lun-vie 7–20 h, sáb-dom 8-19 h, tc: Visa y Mastercard.

Breakfast Restaurant

Huevos benedictinos de Breakfast
Foto: Breakfast

El lugar está súper acogedor y es bien conocido por sus huevos y café. Tenemos que advertirte que es un poco caro, pero saldrás feliz. Los benedictinos son infaltables y vienen acompañados de una porción de ensalada de arúgula. Van increíble con el té de jazmín —un sello de la casa—. Son pet friendly y, por si necesitas, venden desayunos TODO el día.

Orizaba 76, Cuauhtémoc, Roma, 6553 0689, mar-sáb 8–23 h, dom-lun 8–18 h, tc: todas.

Bistrot Mosaico

Huevos benedictinos Bistrot Mosaico
Foto: Bistrot Mosaico

De corte francés, en este restaurante sirven los huevos bendictinos sobre dos mitades de muffins ligeramente tostados, con una capa de jamón debajo. La crema holandesa tiene cuerpo, no sabe a mayonesa (como muchas otras) y puedes pedir que te lleven una porción extra. Este bistro es famoso por sus escargots y la sopa de cebolla, pero sus benedictinos te van a hacer el día desde muy temprano.

Av. de la Paz 14, San Ángel, 5550 9778, lun-mié 7–23 h, jue-vie 7–0:30 h, sáb 8–0:30 h, dom 8–18, tc: Visa y MasterCard.

Trattoria Della Casa Nuova

Huevos benedictinos de Trattoria della Casa Nuova
Foto: Trattoria della Casa Nuova

Tiene unos de los mejores huevos benedictinos del sur de la ciudad. Si los pides, te darás cuenta que la porción es un poco mayor que de la que sirven en los otros sitios y que en vez de muffin utilizan una base de pan tostado. El extra crunch se agradece; no obstante, tiende a ser difícil de comer sin que un pedazo del huevo se caiga en el plato.

Avenida de la Paz 40, San Ángel, 5616 2288, mar-vie 8–00 h, sáb 9–00 h, dom 9–23 h, tc: todas.

Loma Linda

Huevos benedictinos de Loma Linda
Foto: Loma Linda

A pesar de que es un lugar dedicado a los cortes de carne, una parte de su carta le hace homenaje a los huevos por la mañana. Puedes comerte unos “en canasta” o ir a la segura con sus benedictinos que, aunque no lo creas, te pueden salvar de una cruda tenaz. Pídete un juguito de naranja o de zanahoria, junto con un café cortado, y descubre por qué este platillo está más que nunca dentro de los corazones y estómagos chilangos.

Paseo de la Reforma 1105, Lomas de Chapultepec, 5520 0024, dom-lun 8–20 h, mar 8–22 h, mié-sáb 8–1 h, tc: todas.