México entró un periodo de aumento acelerado en el número de contagios, explicó el subsecretario de prevención de la Salud, Hugo López Gatell, al dar el balance del COVID-19 del 28 de marzo.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que "la única manera de reducir hoy la transmisión es quedarnos en nuestras casas de forma masiva, todas y todos, durante un periodo estipulado ya de un mes".

También lee: Tips de higiene para usar el transporte público

Gatell reiteró que aunque el aislamiento no significa que se va a evitar que los casos sigan aumentando, lo que se puede lograr es que se retarde la velocidad de contagios y que entonces, cuando lleguemos a la fase máxima de transmisión, los hospitales tengan suficientes camas para poder atender a los enfermos.

"Hemos destacado el punto en el tiempo que marca el momento de oportunidad, el último momento de oportunidad, y es este punto en donde la curva pasa de ser un momento de transmisión lenta a un momento de transmisión acelerada", dijo.

Hasta este sábado, de acuerdo con el balance de la Secretaría de Salud, se reportaron 131 nuevos casos de coronavirus, así como 4 muertes más por la enfermedad, por lo que en total suman 848 contagiados y 16 fallecidos.

Se estima que 70% de la población mexicana se infecte con el virus, pero eso no implica que todos enfermes, pues 80% de los casos no requerirán atención Médica, dijo el funcionario.

En cuanto a las medidas como la suspensión de clases y el aislamiento social, el cual terminaría el 19 de abril, Gatell precisó que estas podrían extenderse, sin embargo se dará a conocer más adelante.

Balance de COVID-19 del 28 de marzo