¿Por qué Roma es la película más personal de Cuarón?

¿Ya la viste?

Roma de Alfonso Cuarón
Foto: Facebook Roma película

“Esa foto ya la conocemos”, le dijeron sus hermanos a Alfonso. “Véanla bien”, les contestó. Tras un rato, lograron darse cuenta de que no era la foto familiar que tenían en su casa, sino una réplica con un grupo de actores pues, incluso, tenían la misma vestimenta. Así de personal es Roma de Alfonso Cuarón, su más reciente película.

La cinta se llama así porque en esa colonia se desarrolla parte de la historia de Cleo —Yalitza Aparicio— y Sofía —Marina de Tavira—. Cleo es la empleada doméstica que trabaja en casa de Sofía, quien se está divorciando de su marido. Sofía sobrelleva el dolor de la separación y trata de decir a sus hijos que todo va a estar bien, para ello, Cleo le ayuda a cuidarlos mientras deja su vida privada de lado.

La producción detrás de Roma

La historia está ambientada en Ciudad de México de los años 70: las calles y las casas eran otras, el contexto social y político de la capital era tenso, justo en esa época sucedió el Halconazo. Todo ello supuso un gran reto para Cuarón y la producción.

El proceso de Roma tardó diez años. Todo empezó después de Hijos del hombre, también dirigida por Cuarón. “Tenía la intención de venir a México, pero se complicó por cuestiones personales. Y creo que fue para bien, porque en ese tiempo tenía la semilla del proyecto, pero tuvieron que pasar algunos años para madurar la idea. Al final de cuentas yo sigo pensando en chilango”, cuenta el director mexicano.

Durante todo este tiempo, la cinta estuvo rodeada de un total hermetismo: nadie sabía nada, muchos creían que sería una película sobre la masacre de Corpus Christi, ya que solo sabíamos que el equipo había grabado una escena al respecto. Los propios actores no sabían mucho al respecto, pues recibían el guion poco a poco. Luego, en agosto de este año, comenzó a sonar cada vez más el título de Roma de Alfonso Cuarón, y es que la cinta estuvo en festivales de cine internacionales, de hecho ganó el León de Oro en el Festival de Venecia.

¿De dónde surgió la historia?

Los críticos y el público no paró de decir que es la obra más personal de Alfonso Cuarón. Y lo es. El personaje de Cleo está basado en Liboria Rodríguez, la mujer que cuidó a Alfonso en su infancia. Para él era ya una necesidad hablar de la vida de Libo —como le dice— pero también de México. “Me interesaba celebrar a uno de los seres que más quiero. Ese fue el punto de partida. Desde niño me intrigaban sus historias de infancia, que eran un contraste muy grande con mi realidad; ella hablaba de conceptos muy abstractos para mí, por ejemplo, ‘morirse de frío’ o el de ‘pasar hambre’”, cuenta el director mexicano, quien dice que Libo es parte de su familia.

Por ello era muy importante encontrar a la persona que le daría vida a Libo. La tarea del equipo de casting era encontrar a alguien que se pareciera físicamente a ella. La encontraron en la sierra de Oaxaca, su nombre es Yalitza Aparicio, una joven que se formó como educadora y llegó al casting sin saber quién es Alfonso Cuarón. También era importante que hablara zapoteco o mixteco, al igual que Libo.

Te puede interesar: #podcastChilango: ¿por qué ver Roma

La recreación de los sets de Roma se convirtió también en una necesidad. El nivel de detalle fue tan grande que incluso los cajones tenían cosas específicas, las recetas de las comidas eran iguales a las que Alfonso comía de niño. De hecho la casa donde vive y trabaja Cleo es una recreación del hogar del cineasta: los mosaicos, las paredes y hasta el piso son exactamente como aquel hogar en la Roma; incluso 80% de los muebles son los originales de la casa de Cuarón. Y para poder filmar sin contratiempos, Eugenio Caballero —quien hizo el diseño de producción— ajustó la casa con paredes y techos movibles para que el equipo pudiera manejar la luz y las cámaras.

Roma de Alfonso Cuarón fue filmada en 65 mm para que tuviera una gran resolución y en blanco y negro, así fue pensada desde siempre. “No me preocupé por la cuestión narrativa, sino por las memorias emocionales. Aproximadamente 90% de los hechos nacen de momentos de los que realmente fui testigo y parte de la obsesión era reproducirlos a detalle”, cuenta Caurón. Por ello, los ambientes y el contexto son tan importantes como los personajes, por lo que el sonido se hizo en sistema Atmos, el cual ha sido el más complejo en la carrera del cineasta y se mezcló en el doble de tiempo que el de Gravity, y los efectos visuales los hizo el equipo que estuvo a cargo de El libro de la selva.

Por todo ello, Cuarón recomienda verla en pantalla grande, aunque la gente también podrá verla en Netflix. “Lo importante es que la película se vea. Además, no puedo pensarla solo a partir de su estreno, porque las cintas son para que las vean las siguientes generaciones”.

También lee: ¿qué es la ventana de distribución y cómo afecta a Roma?

La CDMX, un personaje más de Roma de Alfonso Cuarón

-Calle Tepeji, en la Roma. Ahí vivió Alfonso en su infancia y ahí grabó algunas escenas.

-Centro Médico. El equipo de Roma encontró la única estructura que aún queda en pie y el equipo de Eugenio Caballero logró recrear totalmente el lugar.

-En la México Tacuba, donde sucedió el Halconazo.

-Insurgentes en el cruce con Baja California. Sin embargo, esta parte de la ciudad fue recreada y, de hecho, es el set más grande que ha usado Cuarón en toda su carrera.