Valar Morghulis: las muertes más impactantes de GoT

¿Cuál es tu favorita?

mejores muertes de game of thrones
Fotos: HBO

Desde la primera temporada aprendimos a la mala que “cuando juegas al Juego de Tronos ganas o mueres”. La lucha por el Trono de Hierro involucra guerras, traiciones y mucha violencia. Es por eso que en este show hemos perdido demasiados personajes y aquí te dejamos las mejores muertes de Game of Thrones.

En esta lista de las mejores muertes de Game of Thrones encontrarás de dos tipos, Sobre todo porque hay pérdidas que nos duelen en el alma, pero también hay otras que nos dan un enorme placer.

Es obvio, pero te lo advertimos: si no has visto tooooodas las temporadas mejor atente a leer esta nota porque spoilers.

También lee: ¡Dragones, traiciones y más en el tráiler de Game of Thrones!

Mejores muertes de Game of Thrones

Joffrey Baratheon

Si hablamos de los personajes más odiados de GoT definitivamente Joffrey encabeza la lista. Sin embargo, también es protagonista en las mejores muertes de Game of Thrones. Era el personaje más cruel y violento; sin embargo, al fin encontró la muerte en la Temporada 4 cuando fue envenenado en su propia boda. La verdad es que hasta se nos salió la lagrimita, pero no de tristeza sino de alegría porque era de lo peor.

Robb Stark

No hay duda de que los Stark están entre los personajes preferidos, es por eso que sus pérdidas son tan dolorosas. La muerte de Robb Stark es de las muertes más dolorosas de Game of Thrones porque fue nuestro primer gran candidato para liderar Westeros. Fue asesinado por Roose Bolton, quien lo apuñaló en el corazón.

Catelyn Stark

Todos sabemos que la Boda Roja fue toda una masacre y por eso nos dio las mejores muertes de Game of Thrones. Además de Robb, la muerte que más nos dolió de esa noche fue la de Catelyn Stark; sobre todo porque acababa de ver a Roose Bolton apuñalar a su hijo en el corazón y vio cómo su nuera y su nieto no nacido eran asesinados antes de que alguien le cortara la garganta.

La Casa Frey

La Temporada 7 nos regaló varias de las mejores muertes de Game of Thrones desde el inicio. Pues comienza con Lord Walder Frey haciendo un brindis a sus hombres por ayudarlo a matar a los Starks en la Boda Roja. “Pero no mataron a todos los Starks”, dice mientras todos comienzan a ahogarse y descubrimos que en realidad es Arya quien acaba de asesinarlos. ¡Una perfecta venganza!

Tywin Lannister

Prácticamente los Lannister son lo peor de lo peor, pero nadie duda que Tywin era de los mejores personajes de la serie. Es por eso que su pérdida nos dolió a todos, pues el show no es lo mismo sin él. Encontró su muerte a manos del menor de sus hijos, pues Tyrion lo asesinó mientras usaba el baño.

¿Se cumplirán estas teorías en la Temporada 8 de GoT?

Khal Drogo

Desde la primera temporada aprendimos a la mala que nuestros personajes favoritos mueren sin aviso. Una de las mejores muertes de Game of Thrones es la de Khal Drogo, pues nos dolió despedirnos de él. Sin embargo, la causa de su muerte es chafa en comparación con las otras, pues Danny lo asfixia después de que un hechizo lo dejó en estado catatónico.

Olenna Tyrell

Uno no se metía con Olenna Tyrel sin salir lastimado. Aunque era la más ruda, se ganó nuestros corazones haciendo los comentarios más atinados y las amenazas con más clase. Sin embargo, en la séptima temporada encontró su muerte a manos de Jaimie Lannister. No fue un asesinato violento, pues la envenenó; sin embargo entra en las mejores muertes de Game of Thrones porque Olenna fue una perra hasta el final. Con su último aliento confesó que ella mató a Joffrey y que se enorgullece de la manera tan grotesca en la que murió.

Jon Snow

Poco a poco Jon se convirtió en uno de los personajes más amados de la serie. Es por eso que su asesinato en la quinta temporada nos sacó un grito y muchas lágrimas. Jon es asesinado por un motín ocasionado por algunos miembros de la Guardia de la Noche. Lo peor del caso es que así terminó esa temporada y tuvimos que vivir con ese dolor por meses, pues es revivido al inicio de la sexta.

Shireen Baratheon

Dentro de las mejores muertes de Game of Thrones también hay pérdidas dolorosas. Una de ellas es la de Shireen Baratheon en la quinta temporada, pues es uno de los personajes más inocentes y puros de la serie. Es por eso que su pérdida es de las más dolorosas, pues muere quemada por su propio padre bajo la influencia de Melisandre. Lo peor es que su muerte no sirvió para nada, pues Stannis perdió contra el ejército de Ramsay.

Ygritte

Sabemos que usalmente el amor no triunfa en Westeros y lo hemos aprendido a la mala. Ese es el caso de una de las mejores muertes de Game of Thrones. Ygritte fue la primera mujer en robar el corazón de Jon Snow y tristemente fue asesinada por un error. En la temporada 4, Olly le dispara una flecha durante la Batalla de Castel Black pensando que mataría a Jon.

También lee: Este algortimo predice quién morirá en Game of Thrones

Ned Stark

Aprendimos a la mala que tu personaje favorito puede morir en cualquier instante con Ned Stark. Él simplemente era demasiado bueno para Westeros, pues su sentido de la justicia y de hacer lo correcto fue lo que hizo que muriera a manos de Sir Illyn Payne bajo las órdenes del Rey Joffrey. En su momento pensamos que jamás superaríamos esta pérdida y por eso es de las mejores muertes de Game of Thrones.

Hodor

En las mejores muertes de Game of Thrones se encuentra otro de los personajes más queridos: Hodor. Quizás nunca lo entendimos por completo; sin embargo, nos encantaba su gran lealtad a los Stark y era de las pocas personas realmente buenas en todo Westeros. Pero lo peor de todo fue descubrir que estaba predestinado a morir de esa manera.

Oberyn Martell

Quizás Oberyn salió en muy pocos episodios —solo fueron 7—; sin embargo, era un personaje muy carismático que parecía ser una gran amenaza para los Lannister. Sin embargo, tuvo un final demasiado sangriento y por eso es de las mejores muertes de Game of Thrones. La Montaña lo tira en un combate y aplasta su cráneo con sus manos. Esa escena todavía nos genera pesadillas…

Ramsay Bolton

Ya dijimos que Joffrey ocupa el trono de la crueldad; sin embargo, después de su muerte ese lugar se ocupó rápidamente por Ramsay. Por eso es que su pérdida es una de las mejores muertes de Game of Thrones. Su violencia no tenía límites, pues era conocido por su amor a la tortura y a la mutilación. Además, después de su matrimonio con Sansa se dedicó a violarla y a torturarla psicológicamente. Sin embargo, los viejos y los nuevos dioses nos bendijeron con su muerte durante la Batalla de los Bastardos en la Temporada 6 pues es devorado por sus propios perros.

Petyr Baelish

Una de las mejores muertes de Game of Thrones (y de las más satisfactorias) fue la de Littlefinger. Él es de la escoria que daña a Westeros. Era uno de los personajes más peligrosos, pues en realidad no le tenía lealtad a nadie más que a sus propios intereses. En la séptima temporada intentó meter cizaña entre Sansa y Arya. Sin embargo, ellas son más listas y hacen un plan para exponer sus crímenes y matarlo. Arya corta su garganta y nos regala una de las muertes más satisfactorias de toda la serie.

Lucha por el trono en este evento de Game of Thrones

¿Quién más se unirá a esta lista después de la octava temporada?