«La Guerrerense» también será chilanga

La guerrerense CDMX
La Guerrerense te deleitará con tostadas de mariscos. Foto: Shutterstock

Si has viajado a Ensenada, sabes que una parada obligada es echar la tostada de mariscos en «La Guerrerense». ¿No sabes qué es, o si sabes pero no has probado su emblemática comida del mar? No te preocupes, este restaurante de mariscos que lleva 57 años conquistando comensales abrirá pronto una sucursal en Ciudad de México. Ya no tendrás que viajar a Ensenada para probar sus épicas tostadas de ceviche o sus tacos de camarón. O sí, pero sólo para ver si tienen el mismo sabor que las de aquí. «Queremos que la gente se sienta como en su casa o que diga: Quiero visitar a doña Sabi allá», cuenta Sabina Bandera, la dueña del restaurante.

La historia de «La Guerrerense» comienza con Alberto Oviedo y Celia Carranza, un matrimonio que emprendió su propio negocio. Con ellos trabajaba su nuera, Sabina, originaria de Guerrero –por si te preguntas por qué la Guerrerense–. Ella fue quien comenzó a preparar sus propias recetas de salsas que más tarde se convirtieron en el emblema del lugar.

El restaurante es único porque ofrece tostadas de mariscos y moluscos fresquísimos difíciles de conseguir –o que quizá, incluso, no conocías antes–, como el erizo, la pata de mula o el caracol. Además, los precios son muy decentes. El lugar siempre está lleno, pues ¿quién podría resistirse a una tostada de bacalao con pulpo o una campechana con ceviche de atún, camarón, pulpo, caracol, callo, mejillón y almeja. ¡Ufffff! ¿No se te hizo agua la boca?

Si estás dudando que el sabor y la frescura que caracterizan a «La Guerrerense» de Ensenada no se mantengan en su sucursal chilanga, no te preocupes; tanto Sabina como su hija Mariana aseguran que la calidad se mantendrá, pues los mariscos serán enviados desde Ensenada. Además, también ofrecerán todo el repertorio de salsas tan queridas allá, al igual que las cervezas –incluso las artesanales–. Según «La Güerita» –como también es conocida Sabina–, Ciudad de México siempre le ha brindado mucho cariño a ella y a su familia. Una manera de regresarlo es «llevando un pedacito de Ensenada a la ciudad».

«La Guerrerense» llegará a Parián Condesa. Pronto tendremos más detalles, mientras, ve haciendo hambre.

También te puede interesar «Comiendo por México», ayuda tras el 19S.