Top 9: los mejores espías del cine

Top semanal

Clive Owen tiene dos cintas de espías en cartelera, Duplicidad  y Agente Internacional, checa otros agentes del mundo del celuloide.

9- CODY BANKS: Sí, tiene quince años, pero qué más da. Cody une su inteligencia CIAesca con todas sus hormonas alborotadas, para convertirse en un espía hecho y derecho. No es la cosa más inteligente del mundo, pero cuenta con la ventaja de su edad. Es el futuro del espionaje.

 

8 – XXX: No es una película porno, aunque su protagonista lo aparente (hay que srer sinceros, Vin Diesel tiene nombre de estrella encuerada). Este espía es un experto en deportes extremos y esta habilidad, le ha permitido incursionar en distintas misiones. La desventaja: demasiado musculoso (si se hiciera el antidoping, seguro tendía mil doscientas sustancias nocivas), y propenso al desorden.

 

7 – CHUCK BARRIS (de Confesiones de una mente peligrosa): Imagina a Paquito Stanley o Marco Antonio Regil (un aaaaaaaaaaaaaaaaauto) como un asesino desalmado. Pues justo así fue la vida de Barris, quien no sólo era el conductor de programas de concursos, sino que además, usaba esta “profesión” para viajar alrededor del mundo y cumplir algunos trabajitos que le asignaba la CIA.

 

6 – NIKITA: Una femme fatale a la francesa. Esta mortal damisela, nació de la imaginación de Luc Besson, y a pesar de haber sido una junkie, cambia su vida después de prisión cuando se vuelve una asesina de lujo.

 

5 – AUSTIN POWERS: El maestro del modjo. Sus dientes putrefactos (muy ingleses por cierto) o su pelo en pecho, no impidieron que conquistaran a cuanta mujer se le cruzara en frente, viajará en el tiempo o siempre venciera a su Némesis, Dr. Evil. Es el espía más sicodélico de la historia.

 

4 – JACK RYAN: Uno de los símbolos gringos más queridos de la literatura (Tom Clancy) y del cine (Alec Baldwin, Harrison Ford y Ben Affleck). Es un espía de la CIA que ha salvado el mundo de catástrofes terroristas.

 

3 – ETHAN HUNT: Sus misiones son imposibles, cierto; pero qué tan bueno es este agente que siempre termina solucionándolas. Es un experto trepador y tiene la condición física de un maratonista etiope. Su único punto débil: es demasiado sentimental.

 

2 – JASON BOURNE: Ah, el espía-agente de esta generación. A lo largo de tres cintas este amnésico personaje, ha tratado de recuperar su identidad, mientras ha viajado por el mundo venciendo malandrines en persecuciones de auto, a mano limpia o con una revista. A diferencia de todos los demás en la lista, es el que utiliza menos gadgets.

 

1 – JAMES BOND: Es un ícono del cine: su esmoquin, su martini agitado, no mezclado, esa seducción… todo, todo en él salpica clase. Hasta su forma de pelear nos hace ver como pordioseros. Lo mejor: Sean Connery.