Todas las tortugas marinas se encuentran en riesgo, algunas especies más que otras. Con el verano llega la temporada de tortugas marinas en las costas del Pacífico mexicano, una oportunidad para contemplar las especies que llegan México y, por supuesto, apoyar a su conservación y generación de conciencia para su cuidado.

La temporada de tortugas marinas en México comienza y necesitamos turistas responsables

temporada de tortugas marinas en México
Foto: Sectur Michoacán

De las siete especies de tortugas marinas conocidas en el mundo, seis llegan a las costas mexicanas cada año para su proceso de anidación. Esta temporada va de junio a noviembre, aproximadamente. Por cada mil crías que nacen, se calcula que solo una llega a la edad adulta 💔.

Si bien la temporada de tortugas marinas es un aliciente al turismo en la zonas a donde llegan, es importante conocer los retos a los que enfrentan estas especies –todas en peligro. De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), las principales amenazas contra las tortugas marinas van desde la contaminación marítima, el cambio climático, hasta la caza furtiva y el comercio ilegal (como el de los caparazones de la tortuga Carey).

“Las tortugas marinas son un enlace fundamental con los ecosistemas marinos.  Ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes coralinos, que benefician a especies con valor comercial, como el camarón, la langosta y el atún”, detalla el WWF.

Así que antes de comenzar a hablar acerca de los lugares donde puedes vivir la experiencia de ver tortugas marinas –adultas y crías–, esto es lo que debes saber sobre las acciones que puedes llevar a cabo para su cuidado y conservación. Seamos turistas responsables.

Consejos para turistas en contacto con tortugas marinas:
  • No te acerques a las tortugas ni trates de tomarles foto; mucho menos con flash, por la noche.
  • Evita el uso de de protectores solares con elementos que contaminan el agua del mar, como benzofenona, óxido de zinc y dióxido de titanio.
  • Nunca, nunca, nunca intentes tocar a una tortuga.
  • En el caso de que veas nacer tortugas bebé, no las toques en su camino al mar porque podrías desorientarlas.

Ahora sí…

Lugares para vivir la experiencia de ver tortugas marinas

temporada de tortugas en México
Foto: Sectur Michoacán

En las costas mexicanas puedes ver seis de las siete especies de tortugas marinas identificadas en el mundo, entre ellas la más grande, la tortuga laúd; además de la tortuga verde o blanca, la tortuga caguama –de color más rojizo–, la tortuga lora –la más pequeñita de las tortugas marinas–, la tortuga goldina y la carey –que tiene uno de los caparazones más bellos–.

De norte a sur, en México hay varios santuarios

1Tortugas marinas en Oaxaca

En Mazunte, Oaxaca, se encuentra el Centro Mexicano de la Tortuga, donde protegen tres especies de tortugas marinas, golfina, carey y laúd. En este centro fundado en 2005 tienen dos objetivos principales: realizar investigación científica para el manejo, desarrollo y conservación de la tortuga, y promover el turismo ecológico en la región.

Sus puertas están abiertas al público de miércoles a sábado, de 10:00 a 16:30 y los domingos de 10:00 a 14:30. Para entrar al museo y al centro es necesario pagar una cuota de recuperación.

 Este centro tiene a su cargo, tres sitios más para la protección de tortugas marinas:La Escobilla, Barra de la Cruz y Morro Ayuta. Todos son dependientes de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas.

Además, tienen algunos programas de voluntariado a los que puedes aplicar. El tiempo mínimo para pasar en el lugar es de un mes. Acá más info.

Foto: Sectur Michoacán

2Tortugas marinas en Michoacán

A las costas michoacanas llegan tortugas golfinas, laúd y negra a desovar. De acuerdo con el gobierno estatal, la tortuga negra es endémica y “solo se encuentra en esta parte del planeta y deposita sus huevos en litorales michoacanos”.

La tortuga golfina llega de junio a septiembre a las playas de Colola y Maruata; la tortuga laúd o gigante entre octubre a abril a las playas Mexiquillo y Caleta de Campos. La tortuga negra también llega a las playas de Colola y Maruata.

La secretaria de Turismo de Michoacán, Claudia Chávez López, indicó que “los santuarios y campamentos tortugueros de la Costa se alistan para su cuidado y protección”.

A lo largo de la costa michoacana hay campamentos de tortugas, donde se pueden realizar diversas actividades en torno a la conservación de las tortugas; en algunos puntos hay hoteles, cabañas, áreas para acampar y restaurantes. Una opción es en

Este es un mapa publicado por la secretaría de Turismo de Michoacán:

Imagen: Visit Michoacán
Foto: Blog Riviera Nayarit

3Tortugas marinas en Riviera Nayarit

Aproximadamente en agosto comienza la temporada de liberación de las crías de tortugas marinas. En la costa de Riviera Nayarit hay al menos una decena de campamentos donde trabajan por la conservación de las tortugas marinas que llegan a la entidad.

Cuatro especies protegidas de tortugas marinas nacen en las costas nayaritas: golfina, verde, laúd y carey. Las tortugas que sobreviven y logran llegar a la adultez regresan a la playa donde nacieron para poner sus propios nidos.

Estos son algunos campamentos tortugueros en Riviera Nayarit:

Foto: Pronatura

4Tortugas marinas en la Península de Yucatán

A la Península de Yucatán llegan las tortugas carey (Eretmochelys imbricata), blanca o verde (Chelonia mydas), tortuga caguama (Caretta caretta) y tortuga laúd (Dermochelys coriacea).

El Programa para la Conservación de las Tortugas Marinas ha trabajado ya durante 28 años en la conservación de tortugas en las Áreas Naturales Protegidas de la Reserva de la Biosfera de Ría Celestún, Reserva de la Biosfera de Ría Lagartos en Yucatán y Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam en Quintana Roo. 

De acuerdo con la representación en Yucatán de la asociación civil Pronatura, los sitios donde se protege y monitorea la llegada y anidación de tortugas es un área de aproximadamente 124 km de playas. Desde  Celestún y El Cuyo, en Yucatán, hasta Isla Holbox, en Quintana Roo, así como Arrecife Alacranes y Las Coloradas -en Yucatán y en colaboración con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas . Durante esta temporada, hay patrullajes diarios por las playas.