Si estás buscando una nueva aventura que incluya una escapada de uno o dos días, desconexión de la vida digital, aire fresco y al mismo tiempo sea un reto físico y mental: ascender montañas es lo que estás buscando y en el Parque Nacional Izta-Popo puedes lograrlo. En esta crónica te contamos todo lo que necesitas saber para lanzarte a la aventura.

A más de un año de encierro y a casi tres de un primer intento por llegar a la cima del Iztaccíhuatl, la tercera montaña más alta de México, la llamada Mujer dormida estaba ahí, imponente, hermosa y fría. Por dentro, el nervio y la emoción de pensar si esta vez sería la buena.

11 lugares naturales cerca de CDMX: volcanes, cascadas y más

Cómo y a qué hora llegar al Parque Nacional Izta-Popo

Vamos paso a paso. Primero, ¿cómo llegar y a qué hora? Si bien cada itinerario puede variar, nuestro grupo optó por la opción de viaje de un día. Nos vimos a las siete de la mañana en la caseta México-Puebla y de ahí partimos juntos hacia el Parque Nacional Izta-Popo. Si te espantó la hora, porque el plan ideal de fin de semana no contempla despertar tan temprano, debes saber que los paisajes que contemplarás en el ascenso al Izta valen toda la pena y te acompañarán por siempre.

Parque Nacional Izta-Popo
Foto: Daniela Avilés/Chilango

La llegada al Parque Nacional Izta-Popo ya es toda una experiencia: caminos boscosos y vistas de campo mientras te acercas a las imponentes montañas. Debes encaminarte por la carretera México-Puebla, tomar la desviación hacia Chalco y a partir de ahí seguir las señalizaciones que son bastante claras.

Paréntesis para un consejo: antes de salir de casa, es indispensable que vayas con el estómago contento para poder cumplir con los horarios de ida y vuelta, pero sobre todo porque la caminata dura entre cinco y seis horas. Dependiendo hasta dónde quieras llegar.

Ahora, un dato importante. Actualmente, para entrar al Parque Nacional Izta-Popo debes llamar directamente al lugar para hacer un pre-registro (T. 59 7978 3829). El costo de acceso al lugar es de $50, que pagarás a tu llegada. Esto tambiénte servirá para poder entrar con vehículo y ahorrarte los siete kilómetros de camino que hay entre la entrada Izta-Popo y el mirador La Joya, que es donde oficialmente iniciarás el alpinismo.

9 lugares en México que debes conocer antes de los 30

“No gastes toda tu energía subiendo porque no hay nadie que te baje”

Con sus 5,230 metros de altura, esta montaña está dividida, por su camino “más turístico”, en 4 portillos, antes de llegar al refugio. Entre cada uno puedes descansar unos minutos, rehidratarte, comer alguna barrita de proteína o un chocolate y, sobre todo, admirar los paisajes que van cambiando notablemente a mayor altitud. Entre el último portillo y la cima aún quedan 4 descansos más.

Rodeados de montañas, piedras, lodo, lluvia, granizo extremo, viento helado y de pronto nieve, por fin llegamos al refugio que no es más que una estructura de cuatro paredes de madera con tres niveles por dentro para que todos los aventureros que quepan puedan descansar, pasar la noche o simplemente resguardarse del clima (como nosotros). Una vez que el mal tiempo pasó, después de unos 50 minutos, salimos del refugio para continuar con el camino no sin antes contemplar el maravilloso paisaje frente a nosotros.

Parque Nacional Izta-Popo
Foto: Daniela Avilés/Chilango

La nieve cubriéndolo todo, el silencio roto solo por el sonido del viento. Rodeada de un paisaje admirable y agradecida, con el cuerpo y con la montaña, no quedó más que pensar: ¡lo logré, hoy logré despertarme y llegar hasta aquí solo para ver esta belleza! Tristemente, debido al mal clima, la recomendación fue regresar. La bajada, sin querer desanimarlos, es igual de exigente que el ascenso. Como dicen los guías: “no gastes toda tu energía subiendo porque no hay nadie que te baje”.

Ahora sí: ¡a comer!

Al finalizar el ascenso, y como motivación extra para que te animes, en el Parque Nacional Izta-Popo hay distintos puestos de comida sabrosa: quesadillas, tacos de cecina, caldo de hongos que puedes acompañar con un café de olla o champurrado par recuperarte de la experiencia y calentar el cuerpo.

Parque Nacional Izta-Popo: ¿qué necesitas para ascender el Izta?

Tres capas de ropa, de preferencia que la primera sea térmica. Es indispensable una chamarra, pantalón y zapatos a prueba de agua. También es recomendable que, previo al ascenso, realices una actividad física constante. Por supuesto, ir acompañado de un guía certificado y que tenga todo el equipo profesional (una sugerencia calada y garantizada: Alejandro Huexotitla Andrade / 55 8369 0658).

Cinco planes baras para volar en globo cerca de CDMX

La salidas por lo regular son temprano. Generalmente a las seis de la mañana en los puntos indicados por los guías, ya sea para el ascenso de un día o al de dos. El costo de la experiencia según tus metas, puede variar entre $600 hasta $4000.

En México la temporada de montaña se marca de octubre a junio antes de las lluvias, aunque el parque está abierto prácticamente todo el año. Como principiante recomiendo no asistir en épocas de lluvia, ya que será algunos niveles más extremo.

Dirección: Amecameca de Juárez, Méx.
Horarios: lun-dom: 7-20 h.
Costo: $50, acceso (los guías son aparte)
Reservación: registro para acceder al parque, 59 7978 3829