De la tienda al abandono de mascotas

adopcion de mascotas
Ilustración: José Carlos Marín

¿Estás pensando en comprar un perro o gato? Será mejor que lo pienses bien porque la adopción de mascotas es lo mejor que puedes hacer, puesto que le darás una segunda oportunidad a un lomito que fue rescatado de la calle y de paso ayudarás a reducir la cantidad de animales callejeros que hay en la CDMX.

Tan solo en la Ciudad de México y Zona Metropolitana hay alrededor de un millón 393 mil perros que fueron abandonados y esa cifra se incrementa 20% cada año, según las estadísticas más recientes de la Secretaría de Salud capitalina.

A nivel nacional, la situación no es mejor. Estadísticas publicadas en 2016 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) establecen que la cifra de perros callejeros en el país es de aproximadamente 19.5 millones; sin embargo, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios y Especialistas en Pequeñas Especies estima que el número podría ser de hasta 28 millones, por lo que la adopción de mascotas toma gran relevancia.

El país del abandono

El año pasado, México encabezó la lista de abandono animal en Latinoamérica. Siete de cada 10 personas que compraron una mascota la abandonaron durante su primer año de vida. Además, la mitad de los animales que se entregaron como un obsequio fueron desechados tres meses después, según las cifras de Defensoría Animal.

De los animales que terminan en la calle, los perros son los que padecen más. Al tratarse de una especie que depende de cuidadores, su esperanza de vida en caso de abandono es de 15 días, indica la organización Adoptare.

“Es un tema de violencia hacia los animales, porque la sociedad los mira como un objeto de su propiedad, como algo que pueden desechar”, asegura Manuel Pedraza, experto legal de Defensoría Animal. “La compra de animales sigue siendo uno de los mayores problemas del abandono, pues fomenta un círculo de consecuencias que se origina desde los criaderos”, agrega.

Héroes independientes promueven adopción de mascotas

Ante el reto de reducir el número de perros y gatos en la calle, han surgido organizaciones independientes que buscan darle una nueva oportunidad con la adopción de mascotas, el problema es que esos grupos enfrentan limitantes, como la falta de recursos, espacio o tiempo.

Saira Vibesa pertenece a un grupo de 20 mujeres protectoras independientes que se reúnen una vez por semana para compartir experiencias y tips. Aunque no se definen con un nombre se frecuentan con la intención de ampliar su red de protección animal y de adopción de mascotas.

La mujer se especializa cuidando gatos desde hace cuatro años. Debutó en su labor altruista cuando rescató a una camada de siete gatitas recién nacidas en la colonia Portales, las cuales aún viven con ella. “A ninguna la di en adopción por ser mi primer rescate y porque tengo una conexión con ellas”, comenta.

Te recomendamos: ¡Qué can…ijos! Se hacen pasar por cuidadores para robar perros en la CDMX

La labor de Saira no es sencilla. Ella rescata gatos, los lleva a su casa, los alimenta y vacuna, les cura las heridas, luego los esteriliza y hasta les hace pruebas de VIH felino. Todo corre por su cuenta. “Lo único que le pido a la gente que los adopta es que les den mucho cariño”, dice.

Pero Saira no es la única que trabaja a favor de los animales callejeros y la adopción de mascotas. Lupis Animalista es un refugio especializado para perros. Sus instalaciones del Ajusco han sido hogar de más de tres mil 500 perros, los cuales ha dado en adopción durante los últimos cinco años.

Actualmente Lupis Animalista mantiene 400 peludos y 90 gatos que siguen a la espera de encontrar casa. En promedio, esta organización entrega a 40 animales al mes, pero puede llegar a rescatar el doble de los que encuentran un hogar mensualmente.

Para lograr su objetivo de rescatar animales, María Guadalupe Sapien Silva, encargada de Lupis Animalista, acude todos los días a antirrábicos de alcaldías como Magdalena Contreras, así como en Tlanepantla, Chalco y Cuautitlán, en el Estado de México, donde rescata animales. “Lo que está haciendo la autoridad al sacrificar a perros jóvenes y sanos es fomentar el abandono, la gente los deja en la calle y no tienen ningún castigo o responsabilidad”, lamenta.

Para seguir operando, Lupis Animalista obtiene recursos económicos a través de donaciones, las cuales destina al pago de la renta del predio de mil metros cuadrados en el que están los animales, a los honorarios de un médico veterinario, y para pagarle a dos voluntarios que cuidan a los perros, así como a la compra de 150 kilos de comida que necesita diario.

Haz el paro y ¡adopta!

Tú también puedes ser un héroe para un perro o gato que fue abandonado y para lograrlo no hay otra vía más que participar en la adopción de mascotas y aquí te compartiremos otras opciones para que sepas a dónde dirigirte y en qué te debes fijar antes de llevarte un peludo a tu casa.

También puedes leer: 20 perros de la Policía Federal se jubilaron y ahora están en adopción

Una de las opciones es adoptar a uno de los animales que han sido rescatados en el Metro. Para lograrlo solo tienes que llenar un formulario en línea y acudir por él al Centro de Transferencia Canina.

Otra opción es usar aplicaciones como WOF, una app que nació en Chile y que llegó a México porque es el país que más la utiliza en América Latina. Esta funciona como una red social de adopciones.

Solo recuerda que antes de llevarte al nuevo integrante de tu familia, debes verificar que está vacunado y esterilizado, lo que permitirá que haya un control de natalidad.

El punto más importante en la adopción de mascotas es tener bien claro que se trata de una responsabilidad, por lo que tendrás que estar consciente de que te harás cargo de él durante toda su vida, es decir, 10 años en promedio.