La obra Los Miserables requiere 52 toneladas de escenografía

Después de 600 horas de ensayo para 28 números musicales, con 356 cambios de vestuario sobre 52 toneladas de escenografía, regresa el gran musical

Foto: Lulú Urdapilleta

Es probable que al oír cantar a Fantine “Yo soñé un sueño” una vez más, se te encoja el corazón; será la prueba inequívoca de que Los miserables es una obra vigente. No importa cuánto la leas, la veas –en el cine o en el teatro–, la obra máxima de Víctor Hugo siempre logra enchinar la piel, porque todos sabemos quiénes son, el contexto no importa, ellos siempre están ahí, y esa es la causa detrás del montaje Los Miserables México.

Y es que la situación política, económica y social de todo el mundo parece no haber cambiado desde que el autor francés escribiera esta novela en 1862. No por nada los manifestantes españoles entonaron “Canción del pueblo” frente a la Puerta del Sol, durante las protestas que hubo en España en 2011. Y es que «…si somos esclavos o libres depende de ti», dice la canción.

También checa: La exposición de David Bowie llega a la ciudad

Otro ejemplo de inestabilidad es Argentina, así lo hace ver Daiana Liparoti, quien interpreta a Eponine en el regreso de Los miserables México. «La trama de la obra es mundial, pero creo que Latinoamérica quiere un cambio. Mi país está más próximo a hacer una explosión real. Allá no se pueden hacer este tipo de obras porque la economía no lo permite», cuenta sobre la situación de los argentinos.

La mayoría del elenco coincide en una cosa: esta icónica obra provoca en la gente una necesidad de cambio. «Es como una olla de presión», dice Andrés Elvira; él representa a Enjolras, quien es parte de la rebelión contra el gobierno. Sin importar nacionalidades o edad, cada actor de este nuevo montaje habla sobre desigualdad, corrupción e injusticia en el mundo.

El elenco de Los miserables México

El nuevo elenco de Los miserables, que vuelve al teatro chilango después de 16 años, está integrado por 40 actores, como Daniel Diges –quien ya participó en la obra en España (de donde es originario) y Brasil–, Agustín Argüello –él viene de protagonizar El rey león– y Michelle Rodríguez –actriz mexicana que de hacer stand up ha pasado a interpretar a la malvada señora Thénardier, cuya voz es increíble.

La obra secular de Víctor Hugo es una de las piezas con más representaciones en los escenarios de todo el mundo; se estima que más de 70 millones de personas la han visto. Él está considerado como uno de los escritores más importantes del siglo XIX. Cuando murió, Francia catalogó su sepelio como funeral de Estado y asistieron más de dos millones de personas.

El musical llega a México bajo el sello de Ocesa Teatro y tiene una gran producción: el vestuario está formado por más de 3,000 piezas que utilizan 40 actores, el escenario ya no gira –como pasaba anteriormente– y tiene más de 80 luces robóticas y aproximadamente 650 reflectores. Si eso aún no te sorprende, te contamos que la obra requiere 52 toneladas de escenografía.

Incluso el montaje quedó listo en mes y medio. Los miserables México puede convertirse en todo un clásico de la ciudad gracias a su gran producción y, sobre todo, porque estrena en un año convulso en el país. Se dice de esta obra que, al salir, eres una persona diferente.

También checa: El Museo de Leonora Carrington en México abre en marzo