Cómo ser mejor feminista, según feministas chilangas

cómo ser mejor feminista
Ilustración: "Vivan las mujeres", de Rachel Levitt para la Bienal de ilustración 2018

Uno de los temas más urgentes e importantes para México en la actualidad es el feminismo –o «los feminismos» porque no existe solo uno–. La conversación existe. Está en los medios, en las redes sociales, en las marchas, pero también es importante abrirle espacios para el diálogo presencial. Esto lo sabe Público Muzquiz, un espacio de coworking que no solo renta oficinas, también se compromete con la colectividad y hospeda eventos, culturales y artísticos para poner sobre la mesa temas que nos interesan y afectan. El pasado fue un conversatorio, ocurrido el jueves 31 de mayo en su terraza. El tema: cómo ser mejor feminista.

Entre chelas y cocteles con whisky –porque calooor– se llevó a cabo «3 miradas, un mismo movimiento: el feminismo en México», una charla para intercambiar opiniones y experiencias sobre cómo vivimos el feminismo en esta ciudad. Las ponentes fueron Lucía Rivadeneyra, Tamara de Anda y Fany Morales, tres mujeres de distintas edades –61, 34, 20– y la moderadora fue Ale Higareda, fundadora de Malvestida.

También checa: Por qué muchas mujeres odian que las feliciten el 8 de marzo

La conversación arrojó muchas reflexiones pero la más importante, quizá, fue «cómo ser mejor feminista». Aquí las respuestas.

Cómo ser mejor feminista

Primero: no hay una manera de ser feminista. Tampoco se trata de un club en el que te dan medallas, diplomas o acumulas puntos. Todxs tenemos una forma distinta de acercarnos al feminismo y de vivirlo.

1. «El feminismo es una actitud de vida»

No se va por la vida con un letrero arriba de la cabeza que dice «soy feminista», solo lo eres. Se practica diario con pequeños y grandes actos: no permitir abusos, reconocer nuestros privilegios, ayudar a otra mujer, ser económicamente independiente, cuestionar nuestras creencias, decir «NO»…

2. Las feministas nos damos fav entre nosotras

El feminismo no hace que todas las mujeres seamos amigas –somos humanos, no robots–; pero sí hace que nos ayudemos entre nosotras. «Puede que haya chavas que te caen mal –dijo Tamara–, pero si se presenta algún tipo de violencia, las vas a ayudar. Ellas harían lo mismo contigo».

3. Existe un solo enemigo

Ser feminista no significa odiar a los hombres. Jamás. El enemigo es el patriarcado, el sistema que oprime a las mujeres y permite la violencia contra ellas. El enemigo no son otras mujeres que no están de acuerdo con el feminismo. Eso es para tatuárselo: el primer paso para ser feminista es ser compasiva con otras mujeres.

4. Deconstruirnos es nuestro deber

Como dice Tamara: «Todos somos machos en rehabilitación» porque todos todos tenemos algo de machismo en nuestra configuración cultural y es importante reconocerlo para cambiarlo. Es un proceso constante. «Más que cuestionarte qué es y qué no es el feminismo –dijo Fany–, es cuestionarme ‘¿por qué creo que esto es ser mujer?’».

5. «No hay que idealizar al feminismo»

«El feminismo está a nada de volverse un producto de consumo –explicó Fany–. Tampoco se trata de pensar que ser feminista es «cool» y que resolverá todos los problemas. «Debemos saber que el feminismo duele, te hace sentir triste, te incomoda». El feminismo se lucha.

También checa: Estos proyectos promueven el trabajo de las mujeres

6. No ataques a quien dice no ser feminista

Ser feminista es hacer que el mensaje se extienda porque es la única manera de acabar con el machismo que tanto nos lastima; sin embargo, no todas pensamos igual ni tenemos la misma información. Como dijo Lucía: «Hay mujeres que son feministas y no lo saben, pero sus actitudes lo demuestran». Eso es lo importante, no es un concurso para ver quién es «la feminista del año» ni existe un feministómetro. De hecho: «asumirse como feminista también es un privilegio».

7. No más eufemismos

Nos hemos inventado eufemismos para justificar las actitudes machistas de las personas que nos rodean. «Mi amigo no es machista, es presumido, es celoso, está enojado…» y ya sabemos que a las cosas hay que llamarlas por su nombre.

8. No le aplaudas a un hombre feminista

Fany lo dijo así: «No le debemos aplaudir a un hombre porque piense tantito. ¡Gracias por no asesinarme! No le debemos nada a nadie por tratarnos como personas.

9. Arropa a todas las mujeres

«Como feministas debíamos de arropar a todas las mujeres, sobre todo a las trans, a quienes algunas personas ven como hombres con vestidos pero ellas mismas se reconocen como mujer».

Más de estos eventos. Más diálogos –sobre cómo ser mejor feminista y sobre muchos otros subtemas del feminismo–. Más denuncias. Más feministas cuestionando el status quo. Eso necesitamos.

También checa: Comida rica, bonita y barata en Público Comedor

Público Muzquiz

Dónde: Gobernador Melchor Muzquiz 15, San Miguel Chapulepec
Horarios: Lunes a viernes de 9:00 a 19:00; sábado de 9:00 a 14:00