The Bob Marlin, un tesoro de los sabores de Sinaloa en la ciudad

Verdadero sabor culichi. 🍤

Foto: Leonardo Pérez

La gastronomía de Sinaloa no son solo aguachiles y taquitos de camarones capeados.  Como buen culichi, el chef Ricardo Rendón lo sabe muy bien; él es la mente maestra detrás The Bob Marlin, una nueva joya en la ciudad para pasar un rato relax disfrutando de los sabores del mar, como si estuvieras en una marisquería de Culiacán. 

The Bob Marlin: sabores de Sinaloa en la ciudad

Foto: Leonardo Pérez

También checa: Tío Froy, la mejor marisquería para dominguear y curar la cruda 🦐🐙🐟

Después de 20 años en el mundo editorial, Rendón decidió dar el salto y dedicarse a una de sus pasiones: cocinar la gastronomía de su tierra. Junto con dos socios, hace dos meses abrió The Bob Marlin, un restaurante pequeño, encantador y sin pretensiones que ofrece a los comensales platillos de Sinaloa con un toque único. 

Foto: Leonardo Pérez

El chef Ricardo Rendón también es curador de la cuenta de Instagram del restaurante. A modo de homenaje a los restaurantes de mariscos de noroeste de México —donde hay al menos una pared en el que famosos aparecen fotografiados con el dueño del lugar, como Los Arcos o el Pescadito—, “aquí quisimos emular eso, sin que esté el dueño y en Instagram”, así que cada vez que algún personaje de la música o el arte llega al lugar, su foto también aparece en la cuenta de Instagram de The Bob Marlin. Éxito total. 

Qué pedir en The Bob Marlin

Foto: Leonardo Pérez

El platillo estrella en The Bob Marlin es resultado de la imaginación y sazón de Rendón. Double Play: tres cazuelitas de maíz con una crema de la casa —preparada con  chile chiltepín de Sonora—, un tiradito de pescado con limón y pimienta, rábano, apio y encima un camarón a la mantequilla con una salsa a base de ostión y chamoy. Y sí, sabe tan bien como se lee, así que pase lo pase pídelo. 

Te puede interesar: Buffets de mariscos para que comas mucho y pagues poco (o nada)

Acompaña tus tostaditas con una cerveza Pacífico para sentirte en Culiacán, o alguna de sus dos aguas de sabor: cebada y tamarindo, ambas perfectas para acompañar el sabor picosito de la comida que ahí se prepara. En cuanto a cerveza artesanal (#MexicanPower), por el momento tienen dos variedades: Buscapleitos y Templo Mayor. 🍻

No te moderes y, con Riopan en mano, éntrale a todas las salsas que están en la mesa, ya sea las de la casa o las comerciales. Buenas noticias para los culichi: hay salsa Guacamaya, y también nuestra consentida, la Huichol de Nayarit.

Otro favorito es el Taco don Chayo, un taco dorado de papa con ceviche de pescado encima, acompañado con col, crema, cebolla morada y una cama de caldo de pescado. y cebolla morada y una cama de caldo de pescado. Esta delicia viscosa pero sabrosa tiene su origen en un puestito de Culiacán. Diiiiicen que este es el consentido de los culichis que van al lugar, pues les sabe a hogar. 

Foto: Leonardo Pérez

Perfect Game es una quesadilla con queso menonita con camarón al ajillo y orégano, ahogado en un caldo de pescado con chipotle. La inspiración de este platillo es un restaurante de Culiacán que vende tortas y quesadillas de pierna y cochinita ahogadas. Esta es la versión, pero del mar, dice Rendón.

Foto: Leonardo Pérez

Pero llegar a The Bob Marlin es echar a volar tu imaginación. Tip: dile al chef que te prepare algo que no esté en el menú; seguramente te sorprenderá con una delicia única. El lugar es pet friendly y la bocina está disponible para que pongas tu música (solo usa este poder con responsabilidad).

The Bob Marlin

Dónde: Avenida Nuevo León 46, Hipódromo.
Cuándo: Lun-vier de 13:00 a 19:00; sáb 12:30 a 19:00 y dom 12:00 a 19:00 (aunque el cierre depende de la gente que haya)
Cuánto: $150 – $250