Comida caribeña, mojitos, son cubano y… ¡a echar candela!

La carta es breve, carnívora y deliciosa

VÍATamara de Anda
Con sabor a Cuba

En Cuba, la mejor opción para probar la cocina local auténtica son los paladares: pequeños negocios independientes, a veces medio secretos, operados por familias, que ofrecen platillos hogareños y la oportunidad de conocer de cerca la vida cotidiana de la isla. Una experiencia similar se puede encontrar en la colonia Moctezuma, donde cada fin de semana el garage de una casa se convierte en el restaurante cubano Con sabor a Cuba.

Con sabor a Cuba lleva seis años dándole candela al oriente de la Ciudad de México. Los dueños, Elsa San Vicente y Chu Barreto, son buenísima onda y atienden el negocio personalmente. Él y su hermano Nel, que también vive acá, son originarios de Limonar, un pueblito de la provincia de Matanzas. Ambos son músicos e inevitablemente terminan echando el palomazo (Chu con la trompeta, Nel en las percusiones) con las bandas que se presentan. Ah, porque ese es el ingrediente más poderoso del lugar: la música en vivo, que pone a bailar hasta al chilango más arrítmico, o bueno, por lo menos a mover los hombros mientras se zampa sus alimentos.

También checa: PizzaHamburguesa, el invento más rifado de la Doctores

Con sabor a Cuba
Foto: Tamara de Anda

La carta es breve, carnívora y deliciosa. Las opciones más populares son el cerdo o pollo al carbón, jugositos y especiados. También puede haber ropa vieja, la prima cubana de la tinga, o fricasé de cerdo, un estofado con papas, pimiento y maíz. Todo se acompaña de arroz con frijoles, plátanos fritos y ensalada de col. Y para que no te dé el soponcio por falta de picor, hay una salsita roja que le añade temperatura a los platillos. De tomar, los mojitos están pegadorsísimos y, después de un par, corres el riesgo de enamorarte como Shakira (y quedarte otro ratito).

El restaurante no podría ser más casero. La ecléctica decoración está compuesta de pósters publicitarios de ron, bodegones y naturalezas muertas, impresiones de fotografías históricas, placas de coches, imágenes religiosas, instrumentos musicales, carteles turísticos, cuadros con motivos afrocaribeños. Pero lo más importante son las banderas de Cuba y México, colocadas en la mera puerta, para darle la bienvenida a la gente de todas las nacionalidades que quiera venir a pasar una tarde chilango-caribeña.

También checa: Aprende los secretos de los mejores chefs en Sobremesa

Con sabor a Cuba

Dónde: Iztaccíhuatl 225, Moctezuma 1era Sección / Teléfono: 5784 6650
HorariosSábado y domingo de 13:30 a 21:00
Cuánto: $150

También checa: Tenxokotl: cantina y centro cultural donde la comida no se cobra