¿Por qué es buena idea mudarse a la Portales?

Empieza la búsqueda para mudarte a esta clásica colonia

razones para vivir en la portales
Foto: https://www.flickr.com/photos/denverjeffrey/

¿Vas a salirte de casa de tus papás y estás buscando a dónde mudarte? Algunas de las colonias trendy para vivir este año son Tacubaya o la Anáhuac. Pero si buscas algo un poco más céntrico, una buena opción es la Portales. Es una colonia familiar donde hay tienditas en la esquina, carnicerías, fondas, restaurantes y más. Si aún no te convences, estas son algunas razones para vivir en la Portales.

Su ubicación

Una de las principales razones para vivir en la Portales es que se encuentra muy bien ubicada. Se divide en tres secciones: norte y sur, delimitadas por Río Churubusco, División del Norte, Miguel Laurent y Tlalpan, y oriente, que colinda con Plutarco Elías Calles, eje 7 Emiliano Zapata y Víctor Hugo.

Tiene tres estaciones de Metro: Portales y Ermita, de la Línea 2, y Eje Central, de la Línea 12. Queda cerca del sur de la ciudad; de hecho, el microbús que va para Coyoacán y Ciudad Universitaria cruza esta colonia. El Zócalo está a 20 minutos en Metro o carro; si vas a la Condesa o Roma, llegas fácilmente por División del Norte.

Razones para vivir en la Portales: sus mercados

El tianguis de pulgas que está en Rumania es un clásico de la ciudad y una de las razones para vivir en la Portales. Aquí encuentras a familias que venden antigüedades que son unas joyas —dignas para hacer El precio de la historia mexicano—. El tianguis se pone todos los días y, además de comprar cosas, como cámaras fotográficas o máquinas de escribir, puedes vender tus viejos objetos.

Razones para vivir en la Portales
Foto: Karla Almaraz

Por llenar el refri ni te preocupes, cerca del Metro Portales está el mercado de la colonia. Este lugar abrió sus locales en 1957 y ahí encuentras de todo: verduras, carne del norte del país, mole de Oaxaca, puestos de discos de música y películas y más. Los locales de comida no pueden faltar y, sin dudarlo, tienes que comer ahí.

Y si vas a hacer fiesta, sobre Víctor Hugo, del lado de Portales sur y a la vuelta del Metro, hay varios locales donde encuentras de tooodo. La colonia Portales es conocida también por tener piñatas raras de diversas figuras.

Sus edificios y tranquilidad

Durante el virreinato, era la hacienda de Nuestra Señora de los Portales. Conforme la ciudad fue creciendo, a principios del siglo XX, esta zona comenzó a poblarse y más tarde se convirtió en la colonia Portales.

En sus calles todavía hay casas con estilo art decó y vecindades, del lado de Portales norte y sur hay varias pequeñas glorietitas. Aunque es cada vez más común ver edificios nuevos, la colonia sigue siendo muy tranquila, no hay mucho ruido y puedes caminar y encontrar negocios variados. El parque más grande que tiene es el de Los Venados, donde puedes correr, pasear a tu perrhijo, ir al bazar que se pone ahí cada mes o asistir a los eventos culturales que suele haber.

Lugares para comer

Una de las razones para vivir en la Portales es que no tienes que ir al súper para comprar toda tu despensa. Una de las características de esta colonia es que hay muchos negocios locales, como tienditas de abarrotes, fondas, cafeterías, carnicerías, tortillerías y todo lo que termine en «rías». Algunos de los lugares que te recomendamos visitar son Raíces, los Huaraches de la Portales, Trooper Gourmet o El Convite.

¿Quieres más razones para vivir en la Portales? Como en todos lados, hay departamentos caros y otros económicos, es cuestión de buscar.