La Sociedad de los Poetas Muertos.

Algo tienen los profes de literatura, algo tienen. En esta cinta un liberal maestro se opone al sistema de una prepa ultraconservadora y elitista.

LECCIÓN: Sus alumnos se enamoran de los libros (Oh, Captain…) y descubren el valor de la vida. Suena cursi, pero si la ves, vas a llorar (sobre todo en la escena del “despido”). También te subirás a un escritorio. Sí no hubo nada gracioso en este apartado. Disculpas, es que estaba llorando.

Qué le regalarías:
Suéteres. Y un poco de hombría… ok, está padre que le guste leer, y todo eso… pero venga, nada de eso sirve en la vida real. Ya quiero ver cómo se defiende de dos malandrines. Qué les hará… ¿aventarle libros?