Reseña del concierto de Rodrigo y Gabriela

Con dos nuevas canciones, Rodrigo y Gabriela se presentaron la noche del miércoles en el Auditorio BlackBerry, luego de cuatro o cinco años —según dijeron— de no tocar en la Ciudad de México.

La primera de las dos inéditas aún no tiene nombre oficial, la segunda se llama Somos de Arena. Rodrigo explicó que para componer esta última se inspiró en los migrantes de Siria y en los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Con esta canción cerraron la noche, al tiempo que se proyectó en la pantalla del escenario la frase “Todos somos Ayotzinapa”.

“No nos acostumbremos a ver esas cosas como algo normal. Muchas gracias y dios los bendiga”, dijo Gabriela al final del concierto.

Fue una noche emocionante que duró alrededor de 90 minutos y en la que se dio gusto a todos los fans de este proyecto musical conformado por dos de los guitarristas más talentosos de la música actual que no sólo los deleitó, sino que también los subió al escenario, convivió con ellos, les platicó, los hizo reír y les presentó nuevas canciones.

“Les contamos que venimos de una gira muy extensa en Europa del Este, hacía mucho frío tropical por allá, luego vinimos a México, luego nos vamos a Sudamérica por primera vez”, contó Gabriela y comenzó a recordar la historia del grupo, de sus inicios en Ixtapa, su viaje a Europa, la historia del alemán que los aconsejó para que tocaran en las calles.

“Creo que hablamos demasiado, bueno pero nomás termino esto…” añadió la guitarrista y el público soltó las carcajadas.

Fue un concierto en el que sonaron temas como Diablo Rojo, The Soundmaker, Hora cero y The Russian Messenger.

También hubo espacio para covers como Música Ligera, de Soda Stéreo, Creep, de Radiohead y Otherside de los Red Hot Chili Peppers.

“¡Este ha sido el mejor concierto de nuestro tour!”, gritó Gabriela.   

TAMBIÉN LEE: 

Viene Aerosmith en octubre.

¿Cuánto cuesta ir a Oldchella? 

Las joyas del Festival Marvin.