Zoé nos cuenta sobre Aztlán, su nuevo disco

León Lárregui nos cuenta tooodo de su nuevo disco

Aztlán de Zoé
Foto: Cuartoscuro

Con Aztlán de Zoé es su sexto disco de estudio. Los chicos del grupo aseguran que abrazan nuestra cultura con orgullo y cariño. León Lárregui, Rodrigo Guardiola y Ángel Mosqueda nos cuentan los detalles de este álbum.

Quien ha seguido la carrera de Zoé sabe que su productor de cabecera, el mítico Phil Vinall es uno de los principales responsables del sonido de Radiohead. Muchos grupos, para renovar su sonido, cambian precisamente de productor, pero Zoé, no sólo mantiene a Vinall, sino que invitó a unirse a Craig Silvey; el resultado fue dar ese paso que habían buscado: la profesionalización de su propio estilo. Próximamente la banda tocará en el Palacio de los Deportes y en el Festival Pulso.

También lee: fotos y videos del toquín de Zoé en la Glorieta de Insurgentes 

Todos los detalles de Aztlán de Zoé

¿Qué diferencia hay entre Aztlán de Zoé y sus otros discos?

León Lárregui: Un segundo productor, que trajo nuevas técnicas y un nuevo sonido, con esto no me refiero a la identidad sonora sino a cómo grabamos las cosas —todo se oye más “pro”—, es algo que habíamos querido lograr, buscábamos grabar algo que sonara grande y fuerte.

¿Cómo cambió el sonido al trabajar con Silvey y Vinall?

Ángel Mosqueda Craig nos hizo grabar en vivo guitarra, bajo y voz, eso marcó la diferencia en las canciones que produjo él. “Temor y temblor” es una sola toma de seis minutos. En las que produjo Phil, como “Hielo”, son pura programación y edición, esas tienen ese detalle de un pop muy refinado que no te lo da ningún jamming, eso es lo interesante de este disco.

¿Podría Aztlán ser un parteaguas de la banda?

Rodrigo Guardiola: Yo digo que sí, va a ser el único que le va a competir al Unplugged, lo siento unificado sónicamente, la temática de las letras y el balance de rolas.

¿Qué fue lo que inspiró las letras de este disco?

LL: En este disco están las historias de amor, la búsqueda existencial, espiritual y filosófica; porque se permeó en mí todo lo que está pasando en México: justo estaba trabajando voces cuando sucedió el terremoto. El disco se llama Aztlán porque tiene que ver con todo lo que va a pasar este año, no hay crítica o protesta, se trata de mandar mensajes, de abrazar nuestra cultura con orgullo y cariño.

¿Dirías que Zoé ya es su propia influencia?

LL: Sí, somos nosotros mismos nuestra influencia principal. Después de 21 años tenemos claro lo que hemos descubierto por nuestra cuenta. Hablando de sonido, sabemos lo que somos; el único intruso fue Craig porque nuestro equipo era muy cerrado, pero vino a traer cosas efectivas, enriqueció muchísimo. Llegamos a ese nivel en el que, en lugar de escuchar música de otras bandas al grabar, repasamos lo que hemos hecho nosotros mismos.

Te puede interesar: Zoé abre fechas en el Palacio de los Deportes