Canciones de amor, vida y muerte

Fabulosísimos Cadillacs

Getty Images

Hay por ahí algunos exquisitos que sólo querrán ir al Vive Latino 2013 a escuchar y ver a las bandas internacionales. Pero también hay quienes saben disfrutar las presentaciones en vivo de qiuenes han marcado a por lo menos tres generaciones en América Latina. En este 2013, los Fabulosos Cadillacs cumplen 30 años de haber invadido con ska los oídos de millones de personas, en nuestra ciudad lo celebrarán regresando a un escenario que ya los conoce: como parte del cierre de la XIV edición del Vive Latino. 

Estas son nuestras favoritas.

Vos sabés

Disco: La marcha del golazo solitario

Fue escrita por Flavio Cianciarulo para el disco de 1999. El bajista dijo alguna vez que la canción hacía referencia a la emoción que provoca el nacimiento de un hijo. A nosotros nos gusta la ondita caribeña que trae la melodía y aquello de “Vos sabes que cuando llegaste cambiaste el color de mis mañanas”. Aunque hubieran podido evitarse la escena final del video, señores.

Surfer Calavera

Disco: Fabulosos Calavera

Es el título del segundo track del onceavo disco de los argentinos (1997). Este CD hablaba de muerte, demonios y, dice Wikipedia que incluía “mensajes ocultos”. La canción que nos ocupa suena a rock mezclado con ska, ritmos latinos, incluso thrash, funk y reggae. O sea, suena sabrosa y te obliga a bailar. ¿Lo más divertido de la letra? La parte en que imaginamos corriendo al surfer calavera mientras el mar ríe y muestra sus dientes.

Carnaval toda la vida

Disco: El León

Y una noche junto a vos… El tema está en el séptimo disco de la banda, el mejor que han lanzado, según Vicentico. El nombre de la canción contagia tanta euforia que fue elegido como título del segundo disco de covers de los Cadillacs que salió a la venta en 2011 (el primero se tituló ¡Vos sabes cómo te esperaba!). En aquel homenaje participaron Catupecu Machu, Bomba Estereo, Los Tres, Gondwana, Panteón Rococo y otros.

Yo quiero morirme acá

Disco: Bares y fondas

Canción extraída de su primera producción discográfica, que en realidad se llamaría Noches cálidas en bares y fondas. Aunque la letra no dice gran cosa lo que sí nos queda claro es que ellos querían morir tocando ska. Su intención era poner a bailar a la gente.

 

Padre nuestro

Disco: Rey azúcar 

Mejor conocida por los no tan fans como Quiero ver amanecer (por ser esta frase parte de su coro), este tema también estuvo en el disco La luz del ritmo, producción que incluía temas inéditos, además de seis nuevas versiones y dos covers. Fue en este nuevo CD donde pudimos escuchar a los Cadillacs con uno de los miembros del dueto de cumbia villera Damas Gratis,  Pablo Lescano. Una versión más sabrosa, ¿o no?  

La vida

Disco: La marcha del golazo solitario

Este tema se encuentra en su producción número once. También fue escrito por Flavio Cianciarulo. Es el himno de nuestro día a día: “Porque la vida es una comedia de ilusiones: nacemos, crecemos, vivimos como nos toca”.

El satánico Dr. Cadillac

Disco: El satánico Dr. Cadillac

De las favoritas de los fans y una imprescindible en los sets de sus conciertos. Esta canción abre el disco homónimo, el cuarto de la banda. Se podría decir que este tema fue el único gran éxito de este álbum, pues antes habían hecho bailar al público con temas como Revolution rock, Vasos vacíos y Te tiraré del altar y, pues, con este nada más no.

Calaveras y diablitos

Disco: Fabulosos Calavera

La muerte por amor es uno de los temas recurrentes de los Fabulosos Cadillacs. “No quiero morir sin antes haber amado, Pero tampoco quiero morir de amor”. En “El aguijón”, por ejemplo, decían cosas como “Vivir es mi amor, una tortura para mí, si vos no estás conmigo no puedo dormir, no puedo respirar, prefiero dejar que el aguijón me mate y así pronto olvidar”.

 

Muerte querida

Disco: Rey Azúcar

Otro tema de amor. Décimo segundo del disco integrado por 16 canciones. En el Rey azúcar encontramos varias puntos que lo han hecho memorable: la incursión de Mick Jones de The Clash como invitado en Mal bicho, la participación de Debbie Harry de Blondie para el cover de Strawberry Fields Forever y la canción Las venas abiertas de América Latina, que hace referencia al libro homónimo de Eduardo Galeano. En este sencillo también hablan del fin de una relación amorosa: “Yo se mi vida que venís a matar, lo que queda de nosotros dos. Matar mentiras, matar el dolor, a quedarte con mi corazón.

 

Basta de llamarme así

Disco: Bares y fondas

En el DVD del disco Hola, Vicentico relata que este tema lo escribió a los 17 años, pensando en su hermana Tamara, quien murió de una sobredósis de cocaína.