Le dimos huevo vegano a un omnívoro

¿Lo probarías?

Ya se comercializa en México un producto que se llama VeganEgg (o “huevo vegano”) hecho a partir de un alga de los Países Bajos, rico en fibra, aminoácidos, proteínas y que según dice la etiqueta es bueno en… ¡ALTO! ¿ha ido la ciencia demasiado lejos con esto? ¿los veganos están locos? Hacer productos vegetales que imitan los tradicionales, forma parte de muchas dietas veganas.

Preguntamos su opinión a Martha Castillo, del blog www.mexicanvegan.org qué opina de esto:

“Si eres un vegano en transición y te ha costado abandonar los sabores de los productos animales, podrías encontrarte con una gran decepción al probar sus análogos veganos. Hay veganos que suelen sentirse incómodos con los sustitutos de carne porque estos insinúan que los animales siguen siendo necesarios en nuestra dieta, aunque es al contrario ya que la mayoría de ‘carnes’ veganas utilizan como estrategia de mercado el hecho de no contener ningún animal y ser mucho más saludables que las originales. Si tu visión es optimista, podrías toparte con una agradable sorpresa y reencontrarte con sabores y olores muy similares a los que recuerdas de tu vida de omnívoro, pero sin las implicaciones éticas. Por otro lado, es muy común que nuestras preferencias cambien con el tiempo y alimentos que antes nos gustaban, ahora no nos parezcan tan apetecibles. Lo importante es que si ya diste el paso hacia una vida más respetuosa con el resto de las especies y el planeta, no claudiques simplemente porque probaste algo que no te gustó”. 

A probar se ha dicho

Para no quedarnos con la duda, pedimos un paquetito a la tienda Mr. Tofu (www.mrtofu.com.mx), que es la que lo comercializa en México. No es nada barato: la cajita cuesta 130 pesos y rinde como una docena de huevos normales. Abrimos el empaque y nos encontramos con una bolsita de algo parecido a la harina y que huele un poco a levadura. 

95935vegan01
vegan01 (Foto: El Memo)
95936vegan02
vegan02 (Foto: El Memo)

Raro. De entrada no se ve extraño. Para prepararlo hay que agregar dos cucharadas por media taza de agua fría. Ahí es cuando de plano huele a huevo. Un huevito normal y con una consistencia completamente similar, como si estuvieras batiendo yemas. Bate que bate para deshacer los grumos. 

95937vegan03
vegan03 (Foto: El Memo)
95938vegan04
vegan04 (Foto: El Memo)

Decidimos prepararlo a la mexicana con su jitomate, chile y cebolla. El paquete dice que tarda más que un huevo normal, pero no pensamos que tanto: para que agarrara textura y sabor tuvimos que dejarlo cerca de 15 minutos, tiempo en el cual se fue deshidratando poco a poco hasta quedar bien cocido. Su textura es muy parecida a la de un huevo revuelto no completamente cocido (es decir, muy blandito) aunque sí estaba bien cocinado. Unos frijolitos para acompañar y listo: 

La prueba de fuego

¿Pensaban que se lo íbamos a dar de comer a un vegano? ¡Noooo! Se lo dimos a nuestro amigo Rubén Hernández, carnívoro chilango y tragón profesional. Lo que nos dijo fue lo siguiente: “No está nada mal. De hecho está sabroso: la textura y el color es muy similar al huevo normal aunque el cerebro se confunde un poco porque no tiene el sabor que tengo registrado, pero está rico. Es como un huevo ligero. El sabor del jitomate y la cebolla le gana al del Vegan Egg y si me dices que esto tiene más proteínas que un huevito de los que como normalmente, lo cambiaría en mi dieta; lo malo es que ya vi que se tarda mucho en cocinar, así que ese es un punto malo para mí porque me gustan las cosas rápidas”. 

95940vegan06
vegan06 (Foto: El Memo)
95939vegan05
vegan05 (Foto: El Memo)

Pa’ acabar se lo dimos a probar a un vegano staff de Chilango y esto fue lo que nos dijeron: “No, no me gustó. Sobre todo el olor al echarle el agua, huele demasiado. No está mal, sabe bien, pero ya me había desacostumbrado a ese sabor ¿no tendrán un aguacatito por ahí?”. 

¡Sorpresa! Pensamos que a los veganos les iba a gustar más este producto que a los carnívoros, pero ya vimos que no es así. Nuestra conclusión es que si bien está sabroso, no es un producto para todos los paladares.

¿Qué opinas? ¿le entrarías a un huevito vegano? ¡cuéntanos!

También checa:

— Negocios con nombres cotorros

— Curiosidades del autor de El Principito

—  Juegos de mesa de antaño