¡Horroróscopos!

Chilango maldice tu futuro

Especial

Aries
Mi bien ponderado Aries, ¿por qué carambas no te portas bien?
Además del caos que ves a tu alrededor, todo lo que provocaste este fin
se te regresará el lunes. Te preguntarás: “¿por qué no dejé hecho eso
el viernes?” “¿Por qué el mundo conspira contra mí?” Calma, las cosas
irán mejorando (o empeorando) conforme avanza la semana. Mantente
alejado de las personas del sexo opuesto y ponte a trabajar, que veo el
desempleo en tu futuro. Tu pan de la mala suerte: el pan blanco, nada de
sándwiches para tí.

 

Tauro
Esta semana 
habrá decisiones importantes en tu vida. Evítalas. Evade la confrontación
y deja todo al azar. No hay nada mejor que ser pasivos y esperar a que los demás
resuelvan tus problemas. Si tienes pendientes en la oficina/escuela, finge que estás
enfermo (total, hace frío) y todo estará bien. No pueden culpara al que no estuvo
presente. Tu pan de la mala suerte: el de alta fibra




 
 
Geminis
La alineación de los planetas y la lluvia de estrellas que habrá en
venus indican que tu semana estará llena de traición y venganza. Te
recomiendo que intentes salir de la rutina diaria y te dediques a contar
tus calorías porque ya empieza a pesar en tus caderas. También es muy
probable que tu pareja te cambie por alguien más que si se preocupe por
su satisfacción sexual, ya ni le des batalla mejor empieza a buscar a
alguien que te abrace como te gusta. Tu pan de la mala suerte: los
panecitos de anís 
 
 
Cáncer

Ver televisión no te hará mejor persona, aunque creas que ver
series que incluyen frases inteligentes lo haga. Apaga la tele y pon a
tu ardilla a dar vueltas y más vueltas, escribe una novela, planta un
árbol, pinta una obra maestra o agrégale otra casita a tu Farmville en
Facebook. Como buen Cáncer recuerda que tu ego necesita alimento y no lo
harás aprendiéndote el guión de una serie de televisión. Aguas con las
tentaciones que traen bajo la manga tus compañeros capricornianos. Tu pan de la mala suerte: Los cuernitos recién salidos del horno.
  

 

Virgo
Eres una basura de ser humano. Te has descuidado al grado de no poner la
más mínima atención en tu persona: trabajas en exceso, comes mal, no
haces ejercicio, ni cultivas tu inteligencia. Ya basta de hacer todo por
el currículum y el dinero, acabarás usando ropa deportiva para gordos y
viendo grabaciones del PGA tour de 1993 en tu vieja videocasetera. Los
planetas no están de tu lado, una emisión de Júpiter está por hacerte
una mala pasada. ¡Cuidado! Evita el contacto con las mascotas, y antes
de dormir, gira desnudo sobre tu propio eje, y luego exclama: “soy
humano, por lo tanto soy importante.” Tu pan de la mala suerte: el garibaldi.

 
 
Libra

Estás perdiendo tu tiempo y tus energías involucrándote en actividades
por el puro miedo de enfrentarte a mundo de verdad. Ya acabaste la
escuela, es momento de agarrarse… de valor y saltar al universo
godínez. Córtate las greñas y fájate la camisa, tal vez así consigas
trabajo o alguien que te quiera de verdad y no por conveniencia. Deja de
visitar esas páginas de colegialas en Internet, que aunque es una
actividad muy sana se te empieza a notar la falta de contacto humano. Tu
pan de la mala suerte:
las conchas

 

Leo
¿Nadie ha tenido la gentileza de decirte que tu ego estorba? Es tan
grande y desproporcionado que la convivencia con personas de otros
signos es cada vez más complicada. Evidentemente, esta mala energía que
esparces a diario te regresará en forma de terribles humillaciones y te
dará una lección importante: no eres el centro del planeta. Es
recomendable dormir en superficies duras, y al despertar repetir en voz
alta: “gracias Dios, por dejarme vivir otro día más”. Tu pan de la mala suerte: las banderillas de hojaldre.

 
Escorpión
¿Recuerdas tu amor de juventud? Búscala. Acéptalo llevas años imaginando qué fue
de ella o de aquel. Ahora es momento de buscar toda su información vía web. Si
su vida es mejor que la tuya, evita el “cafecito” para platicar. Su sabes que
le está yendo mal… tengan un punto de encuentro y recuerden viejos tiempos. Tu pan de la mala suerte: el de ajo.
 
 
Sagitario
Este inicio de semana parece que no tendrá
fin, y así será el resto de los días hábiles. Ah, ¡cómo se ve tan cerca y
tan lejos el puente!, ¿verdad? Las pléiades se muestran malévolas
contigo, y al menos un día a la semana pisarás heces de animales en la
calle. Mantente lejos de los praditos y fíjate bien por donde andas,
cuidado con las lluvias, te puedes enfermar. Tu pan de la mala suerte:
las donas, en cualquiera de sus presentaciones. 
 

 

Capricornio
Mi
queridísimo Capricornio, sí la semana se presenta ante ti laaaaarga e
interminable, no te me desanimes, sabemos que puedes empezar el asunto
con la maldición/bendición gitana: “el que bebe el lunes, bebe toda la
semana”. No dudes, hay una salida para tus problemas. Los astros se han
alineado y esta semana puede estar llena de crudas pero jamás de
aburrimiento. Vas, mi querida y querido capricornio, saca el cuerno de
la abundancia y date, no mires atrás. Tu pan de la mala suerte: Los panqués con chispas de chocolate.



Acuario

Estás de suerte, don/doña acuario. Los astros determinaron que esta semana no se te caería el café en el teclado ni aplicarías el molazo en la camisa, mucho menos un automóvil te empaparía mientras caminas por la banqueta mientras huyes de la lluvia. ¿Por qué? Pues porque esta semana tu gastritis te llevará al hospital y te aplicarán el bien llamado “baño de asiento” por esos tacos de mole con arroz que no puedes dejar y sí, como estarás bien guardadito la lluvia no te hará ni cosquillas. Tu pan de la mala suerte: El pan de linaza integral.

Piscis
Estás bien clavado con esto de tu mala suerte. La semana pasada te acabaste la quincena con la señora que te leyó las cartas, con la de la esquina que te topó y te convenció de leerte la mano, con la “marchanta” del mercado de Sonora. Ya estuvo. Si ni las limpias de Catemaco ni las del Zócalo te han hecho efecto, ¿para qué sigues malgastando tu dinero? Entiende que tu mala suerte viene del basurero donde te dejó tu verdadera madre y ni yendo a bailar a Chalma podrás superarlo. Tu pan de la mala suerte: Las galletas de animalitos, ni a pan llegas.