Conciertos que tienes que ver antes de que sea tarde

No es por desearle el mal a nadie, pero...

Getty Images

No se trata de desearle mal a nadie, pero como el año empezó llevándose para siempre a varios músicos importantes (toquemos madera), vale la pena estar atentos a la posible lista que tiene la parca.

 

Aquí te presentamos algunos de lo conciertos que ya están programados en la Ciudad de México para 2016 y que vale la pena ver antes de que sea demasiado tarde… No vaya a ser, pues.

 

The Rolling Stones

“La gente dijo hace 30 años: ‘esta será su última gira’, pero no creemos que pararemos algún día”, dicen los Rolling Stones en un video con el que promocionan su actual gira “América Latina Ole Tour 2016”, que se presentará en la Ciudad de México el 14 y 17 de marzo.

 

“La banda de rock más grande del mundo” se inició en 1962, y desde entonces prácticamente no ha parado nunca, es decir, no se ha desintegrado y reencontrado como otras que se volvieron a formar después que sus integrantes se dieron cuenta de que la nostalgia vende.

 

Su líder, Mick Jagger,  de 72 años, nació el 26 de julio de 1943 y en el escenario no le pide nada a cualquier rockero veinteañero; además, es una de las leyendas de la música que todavía están vivas y en activo.

 

Otro de sus integrantes, Keith Richards, de la misma edad, nació el 18 de diciembre de 1943 y ha admitido una vida de excesos y drogas que, según él, controla a la perfección, por lo que ha sobrevivido a lo que otros rockeros, como Janis Joplin o Jim Morrison, no pudieron soportar.

 

Dicen que hasta algunos médicos han considerado a este guitarrista como caso de estudio para saber cómo ha logrado vivir tantos años con ese ritmo y hasta él mismo se burla de que durante varios años ha estado en la lista de los próximos famosos que morirán.

 

“Cierto médico me dijo que me quedaban seis meses de vida, pero yo asistí a su funeral”, declaró una vez en una entrevista en la que explicaba que no confiaba en los profesionales de la salud.

 

La “alineación” de la banda más duradera de la historia se completa con el más grande de ellos, su baterista Charlie Watts, quien nació el 2 de junio de 1941 y que hace unos años fue diagnosticado con cáncer de garganta.

 

Tras un tratamiento, el también jazzista de 74 años se recupera de esa enfermedad y continúa tocando con “Sus Satánicas Majestades”, además de que es el encargado de su merchandasing oficial (como los productos que traen la famosa lengua diseñada por John Pasche y que ya es uno de los símbolos del rock and roll).

 

Iron Maiden

Después de dos presentaciones exitosas en el Palacio de los Deportes, Iron Maiden, que es una de las bandas de heavy metal más importantes de la historia y que también aparece en millones de camisetas a través de su popular imagen de “Eddie the Head”, lograron consagrarse una vez más.

 

Dos de los integrantes más legendarios de esta agrupación fundada en 1975 son Steve Harris, el bajista que la fundó y que nació el 12 de marzo de 1956, y Dave Murray, del 23 de diciembre del mismo año y que es considerado uno de los mejores guitarristas del mundo. Ambos, de 59 años, son los miembros “inamovibles” de Iron Maiden.

 

Su vocalista, Bruce Dickinson, de 56 años, se unió a la banda en 1981 (cuando salía su tercer disco), en los 90 se separó de ella para lanzarse como solista y regresó por ahí del 2000; hace unos meses, se sometió a un tratamiento por un cáncer que le fue detectado en la lengua y del cual ya está recuperado. 

 

Scorpions

El 3 de junio de 2016 también estarán en tierras chilangas los integrantes de la banda alemana Scorpions, como parte de la gira con la que conmemoran su 50 aniversario.

 

Rudolf Schenker, de 57 años, es el único miembro fundador que queda de esta banda y es considerado uno de los guitarristas más importantes de la historia de la música, por lo que cualquier amante del hard rock (otros los consideran metaleros) no puede dejar de verlo.

 

Cuatro años después de la fundación de Scorpions, llegó su vocalista, Klaus Meine, nacido también en 1948, y cuya potente voz se convirtió en todo un símbolo de los rockeros rebeldes de los 70 y 80 que gustaban de escuchar guitarrazos y tamborazos agitando sus melenas.

 

Pero en 1981, Meine se llevó un buen susto cuando perdió completamente la voz. Aunque los médicos le habían dicho que jamás la recuperaría, se sometió a varias cirugías de las cuerdas vocales con un médico especializado en cantantes de ópera… y no sólo recuperó su voz, sino que algunos dicen que le quedó todavía mejor.

 

Simply Red

Para los más fresas, el 20 de marzo se presentará en la recién bautizada CDMX, la banda británica Simply Red para celebrar sus 30 años.

 

Su líder, el pelirrojo Mick Hucknall, nació en 1960, y por ahí de finales de los 80 e inicios de los 90 vivió su etapa de desenfreno y excesos en la que, dice, se acostaba con tres chicas al día, por lo que hace poco le ofreció disculpas a más de 3 mil mujeres que, según sus cuentas, salieron afectadas.

 

Ahora, tras superar problemas de salud con la tiroides, “Red” regresa con su banda (se suponía que ya se había retirado) para celebrar su aniversario y, de paso, ganar unos cuantos millones con el redituable público nostálgico de todo el mundo.

 

Raphael

Tu abuelita, mamá y tía también tienen que apresurarse a ver a sus ídolos, por lo que las puedes invitar el 14 de mayo (cerquitita del Día de las Madres) a ver el concierto “sinphonico” del español Raphael… sí, el cantante original de “Mi Gran Noche”.

 

“El Divo de Linares” nació el 5 de mayo de 1943 y fue una de las grandes estrellas de la música en español en tiempos de Raúl Velasco, y en España es uno de los personajes más queridos para parte importante de los aficionados a la música romántica.

 

Siempre se especuló sobre sus preferencias sexuales, era famoso por sus actuaciones exageradas al interpretar sus canciones (que eran la delicia de algunos directores de cámaras) y hasta rompía espejos en sus shows nocturnos. Era un figurón por allá de finales de los 70 e inicios de los 80.

 

Los excesos en su vida, entre ellos del alcohol, le provocaron una hepatitis B que padeció por años y que derivó en que en 2003 le tuvieran que trasplantar un hígado, por lo cual se convirtió en un activo impulsor de la donación de órganos.

 

A sus 72 años, ya no tiene la misma energía en el escenario ni su característica voz, pero siempre es bueno ver en vivo a un personaje de esa categoría.

 

¿A qué otra figura crees que tienes que ver antes de que sea demasiado tarde?


También lee:

— Leonardo DiCaprio viene a la Ciudad de México

— Tenis de rockeros que matarías por tener.

— El verdadero gentilicio de los capitalinos.