Comienza el año con estos fáciles ejercicios

¡No necesitas ir al gym!

iStock

¿Qué tal te fue durante las fiestas decembrinas? ¿La vida se convirtió en una tragazón? ¿Tus jeans se convirtieron en unos lindos leggins? 

Durante una cena navideña, en promedio, se consumen entre tres mil y cuatro mil calorías. Y si tomamos en cuenta que debemos consumir POR DÍA entre mil 800 y dos mil calorías, podemos tener la certeza que después de empacarnos el pavo, la sidra y los romeritos, quedamos como Santa Claus.

Por ello, les traemos algunos sencillos ejercicios que les ayudarán a bajar esas llantitas que se les acumularon durante estas fechas. No necesitan inscribirse en un caro gimnasio ni comprarse ropa deportiva que seguramente sólo usarán una vez en su vida. Sólo es cuestión de mover esas carnes y ¡a quemar calorías!

Para los que tienen un trabajo de oficina

Si eres un orgulloso godínez que se incorpora a la oficina el próximo lunes y no haces más que quedarte sentado en tu silla giratoria durante el día, te presentamos algunos ejercicios que puedes hacer desde la comodidad de tu cubículo:

1. Lo primero que debes considerar es ponerte de pie mínimo cada 30 minutos. Esto ayudará a tu circulación sanguínea y evitará que estés sentadote comiéndote las galletitas de las reuniones con tu jefe. Toma mucha agua y usa lo menos posible el elevador. Claro, si tu oficina está en el piso 34 quizá sea un poco difícil de evitarlo. Si esto es así, entonces opta por caminar rápido (sin correr) entre los lugares a los que tengas que ir.

2. Estírate de pies a cabeza. Si te preocupa que te vean como bicho raro, puedes lanzarte rápido al baño para hacerlo y regresar a tu lugar.

3. Inclina la cabeza hacia tu hombro derecho y alterna hacia el izquierdo. Mantén la presión de cada lado durante 10 segundos.

4. Extiende tu brazo derecho, pégalo hacia tu pecho ayudado por tu brazo izquierdo. Presiona durante 30 segundos y repite lo mismo con el otro brazo. 

5. Entrecruza los dedos de tus manos y ponlos en tu nuca. Levanta la cara de manera que tu mentón apunte hacia el techo. Estira la espalda y trata de mantener pegadas tus piernas y tus pies. Hazlo durante 30 segundos.

6. Cruza la pierna derecha sobre la izquierda manteniendo la espalda baja lo más derecha posible. Jala tu muslo derecho con tu brazo izquierdo de manera que quedes mirando hacia la derecha. Hazlo de ambos lados.

7. Para liberar la tensión que te generan los gritos de tu jefe, flexiona tu tobillo de manera que estires tu pie apuntando el techo y luego hacia abajo. Repítelo 10 veces. 

8. Sentado en tu silla, apoya los pies sobre el suelo. Aprieta los músculos de tu abdomen y extiende una pierna a la altura de tu cadera. Aguanta con esta posición durante 10 segundos y bájala poco a poco. Haz 15 sesiones durante 10 segundos por cada pierna.

9. Para seguir tonificando tus piernas, te recomendamos lo siguiente: junta tus piernas y levántalas del suelo. Crúzalas e intenta levantar la que se encuentre abajo hacia arriba y resiste unos 10 segundos. Cambia con la otra pierna.

10. Antes de que te vayas a comer, mantente de pie, con la espalda derecha y viendo hacia tu silla. Haz sentadillas y cada vez que te agaches, permanece durante 10 segundos en esa posición.

Para los que andan del tingo al tango

Si tu trabajo implica tomar el Metro a todas horas, aquí te tenemos algunos prácticos consejos:

1. Al igual que los que permanecen sentados todo el día, llévate tu botellita de agua a todos lados y trata de caminar lo más rápido posible entre tus trayectos.

2. Si debes ver a alguien y te deja esperando en la calle un buen rato, ve hacia la banqueta. Sube y baja unas 15 veces. 

3. Si de plano no sale para atenderte, sigue con los ejercicios en la banqueta. Coloca la punta de tus pies en ella, ponte de puntitas y baja. Si quieres meterle más intensidad, sube una pierna hacia tu pecho. Haz unas 15 sesiones con cada pierna.

4. Ahora bien, una vez que te hayas subido al Metro y que el vagón vaya medio vacío, agárrate de un tubo y aprovecha el momento. De nuevo ponte de puntitas y baja, esto te ayudará a tonificar tus piernas.

5. Si tu trayecto es muy largo, no sueltes ese tubo. Gira tu torso hacia la derecha y luego hacia la izquierda, eso te ayudará a poner en forma tu cintura. Puedes hacer sesiones de 15 (si no se llena antes el vagón).

¿Qué otros ejercicios nos recomiendan para bajar esas llantitas?

También checa:

¿Será que eres skoliosexual?

Tips para tener más y mejor sexo en 2016

12 atracciones sexuales para iniciar el año

¿Usar tacones es afrodisíaco?