Frases de Jaime Sabines para toda ocasión

El poeta chiapaneco sigue presente

olasonora.mx

Sin duda, Jaime Sabines es el poeta mexicano más leído, más declamado, más citado y hasta más querido. Para algunos sus versos pueden no ser mayores, para otros, son de lo mejor, lo cierto es que casi todos recordamos alguna frase de él.

El 19 de marzo de 1999, el poeta Jaime Sabines dejó este mundo. Aquí, un recuento de sus mejores frases.

1. Morir es retirarse, hacerse a un lado, ocultarse un momento, estarse quieto, pasar el aire de una orilla a nada y estar en todas partes en secreto

2. El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, el más insoportable

3. Dame ahora tu boca: me la quiero comer con tu sonrisa

4. ¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras me dirás que te amo? Esto es urgente porque la eternidad se nos acaba…

5. No hay que llorar la muerte, es mejor celebrar la vida

6. Después de todo, pero después de todo, sólo se trata de acostarse juntos, se trata de la carne, de los cuerpos desnudos, lámpara de la muerte en el mundo

7. En mis labios te sé, te reconozco, y giras y eres y miras incansable y toda tú me suenas dentro del corazón como mi sangre

8. El amor une cuerpos

9. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego

10. Amor, todos los días. Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta

11. Te desnudas igual que si estuvieras sola y de pronto descubres que estás conmigo. ¡Cómo te quiero entonces entre las sábanas y el frío!

12. La poesía ocurre como un accidente, un atropello, un enamoramiento, un crimen; ocurre diariamente, a solas, cuando el corazón del hombre se pone a pensar en la vida

13. Nos morimos, amor, muero en tu vientre que no muerdo ni beso, en tus muslos dulcísimos y vivos, en tu carne sin fin, muero de máscaras, de triángulos oscuros e incesantes.

14. Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto que la pata de conejo

15. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte

16. Repito tu nombre, vuelvo a decirlo, lo digo incansablemente, y estoy seguro que habrá de amanecer

17. No es que muera de amor, muero de ti. Muero de ti, amor, de amor de ti, de urgencia mía de mi piel de ti, de mi alma, de ti y de mi boca y del insoportable que yo soy sin ti

18. Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida, y se van llorando, llorando, la hermosa vida

19. Debí haberte encontrado diez años antes o diez años después… pero llegaste a tiempo

20. Alguien me habló todos los días de mi vida al oído, despacio, lentamente Me dijo: vive, vive, vive! Era la muerte

21. Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte.

22 Te digo que estoy solo y que me faltas. Nos faltamos, amor, y nos morimos y nada haremos ya sino morirnos

23. Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente

24. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón

25. Tú sabes como te digo que te quiero cuando digo: “qué calor hace”, “dame agua”, “¿sabes manejar?”, “se hizo de noche”…

26. El amor es la prórroga perpetua, siempre el paso siguiente, el otro, el otro

27. No hay nada que deseé mas que odiarte, olvidar tu sonrisa y tus noches de poesía, muérete, acaba ahora con el suplicio de tu moribunda mirada, acaba de un suspiro con la marga incertidumbre de tus lagrimas, y una vez mueras yo moriré contigo

28. Mansamente, insoportablemente, me dueles. Toma mi cabeza. Córtame el cuello. Nada queda de mí después de este amor.

29. Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas.

30. Yo aquí, escribiéndote. Tú allá, borrándote. 

¿Qué otras frases son tus favoritas?