Maternidades frustradas en el arte

Aunque lo quisieron, no lograron ser madres

Foto: Museo Frida Fahlo

Por incapacidad física o decisión personal algunas artistas no pudieron ser madres, por lo que se dedicaron de lleno a su carrera o la abandonaron. Ser madre era el sueño de unas, para otras fue una carga que rechazaron.

El anhelo y el deseo de la maternidad cambiaron la vida y la obra de las artistas, también lo hizo la decisión y la elección de no serlo. Unas potencializaron su talento, otras lo sepultaron. Se acerca el 10 de mayo y por eso recordamos a ocho artistas mexicanas y extranjeras que no pudieron o no quisieron ser mamás.

Nahui Ollin

Carmen Mondragón estuvo casada con el pintor Manuel Rodríguez y tuvieron un hijo, pero murió en circunstancias extrañas. Según Andrés Henestrosa, ella lo asfixió en la cuna al enterarse de la homosexualidad de su marido; otra hipótesis apunta a que la asfixia ocurrió al quedarse dormida junto al bebé. Una más dice que se le cayó de las escaleras durante una discusión.

Llegó el odio y la separación de ambos. Ella, en 1921, entró a la Academia Nacional de Bellas Artes, después conocería a Gerardo Murrilo, el Dr. Atl, y a pesar de la diferencia de edades vivieron un apasionado romance, el artista le impuso el sobrenombre de Nahui Ollin.

Pita Amor

A los 38 años la poeta decide tener un hijo, padeció de crisis nerviosas durante el embarazo y no soportó la idea de la cesárea, se sintió profanada e incapaz de cuidar al pequeño Manuel. Carito, la hermana mayor de Pita, se hace cargo del niño, sin embargo, antes de cumplir dos años Manuel murió ahogado al caer en una pileta de agua en su casa en San Jerónimo. Pita quedó destrozada, descuidó su aspecto físico, su trabajo artístico y optó por el aislamiento.

Angelina Beloff

La artista rusa conoció a Diego Rivera en Brujas, Bélgica, en 1909 y unirían sus vidas dos años después. Ella lo apoyó en años claves de su estancia en Europa, sobre todo en los tiempos difíciles de la guerra de 1914, cuando le suspendieron la beca. Cinco años más tarde, Angelina dio a luz en París a su único hijo, Diego, quien murió 14 meses después, durante el fuerte invierno de 1917. Ambos superaron la pérdida del menor y continuaron su desarrollo artístico, pero en agosto de 1921 terminaron su relación. Diego decidió regresar a México. Angelina desarrolló su talento creativo y jamás pudo tener otro hijo.

Frida Kahlo

Guillermo Kahlo consideró a Frida el sustituto del hijo que nunca tuvo. Doña Matilde Calderón, madre de la pintora se oponía al amor de su hija con Diego Rivera: le parecía la unión entre un elefante y una paloma. Frida y Diego se casaron el 21 de agosto de 1929, se divorciaron en enero de 1940 y se volvieron a casar el 8 de diciembre de ese mismo año. Frida se embarazó tres veces (1929, 1932 y 1934) y sufrió el mismo número de abortos, nunca pudo tener hijos.

Helena Paz Garro

La única hija de los escritores Elena Garro y Octavio Paz, nunca tuvo hijos y decía que quedó estéril tras múltiples violaciones y el contagio de gonorrea que sufrió de niña. Con la muerte de Helena, la dinastía Paz se terminó. En su casa de la colonia Chapultepec quedaron abandonados sus 36 gatos y una perrita.

Nellie Campobello

La escritora y bailarina tuvo una relación clandestina con Alfredo Chávez, que después sería gobernador de Chihuahua. En 1919 tuvieron un hijo al que registraron como “natural” y moriría dos años después. Nunca se casó, pero tuvo diversos romances.

Dolores del Río

La actriz se casó con Jaime Martínez del Río y Viñen al segundo mes de conocerlo. La luna de miel en Europa duró dos años. Dolores tuvo un embarazo que se truncó y el médico le advirtió del peligro si lo volvía a intentar. No tuvo hijos y se dedicó a su carrera en busca de conquistar Hollywood. Se divorció y volvería unir su vida a Cedric Gibbons y Lewis Riley.

Tina Modotti

La fotógrafa italiana vivió cinco años con Edward Weston y después sostendría una relación con el joven revolucionario cubano y fundador del Partido Comunista, Julio Antonio Mella, pero no logró embarazarse. La historiadora Raquel Tibol señaló de Tina que “el problema de la reproducción pareciera no haberse entreverado con el libre ejercicio de unas relaciones sexuales no sujetas por la predominante moral de la sagrada familia”. En 1942 Tina murió bajo circunstancias extrañas, algunos piensan que murió envenenada por manos criminales y otros por un ataque cardíaco, el parte oficial avala lo último.

¿Qué otras maternidades frustradas en el arte conoces?