El lunch chido VS. el chafa

Haz sándwich..., o mejor no

Meneer Zjeroen y roboppy

A continuación, algunos tips para preparar el típico lunch pero con un toque diferente.

Sándwiches

Éste es el lunch más común en el recreo, tú puedes quitarle lo cotidiano y darle algún toque más divertido. Si tienes el típico sándwich, de queso y jamón, puedes agregarle un poco de papas y darle ese toque crujiente y delicioso. Quítale la corteza y córtalo en diferentes figuras como cuadritos, triangulitos o con algún molde especial que le de alguna forma diferente.

Sincronizadas

Pueden ser una excelente opción como lunch ya que las puedes comer frías o calientes y conservan su buen sabor. Son muy fáciles de preparar sólo necesitas tortillas de harina y agregarle queso y jamón;  para variarle un poco puedes añadir un poco de frijolitos o chorizo. Si las acompañas con un guacamole o rajas quedan perfectas.

Verduras y frutas

Es muy probable que lleguen a aburrir con el paso del tiempo, por eso, es importante variarlas y combinarlas con otros ingredientes. Rállalas o córtalas de diferentes formas, y mézclalas, por ejemplo: combina zanahoria, pepino y jícama, prepáralas un día con limón y sal y otro día con chamoy y chile piquín. Puedes hacer sencillas ensaladas agregándoles nueces, especias o aderezos que le den ese toque diferente. Si son frutas puedes prepararlas un día dulces y otro día saladas. Ambas son un snack, sano, nutritivo y fácil de llevar a todos lados.

Tortas

Puedes aplicar la del chavo del ocho y llevarte de lunch una buena torta de jamón, que nunca está de más, y mucho menos al medio día con tanta hambre. Si quieres agregarle más calorías y consistencia “masosa” llévate una torta de tamal o chilaquiles que le darán más sabor a tu mañana. Eso si, no abuses de éstas tortas y ten una bebida a tu lado para ayudar a pasar el bocado.

Tlayudas

Quizá no es el lunch más visto en las escuelas pero ésta tortilla oaxaqueña es ideal para un desayuno o botaneo. Llevan frijolitos, carne, chorizo, cecina o tasajo, tú decides como prepararla si con frijoles y alguna carne o más pesada agregándole todo lo anterior. Si el sándwich ya te harto, dale un toque más mexicano a tus recesos comiendo unas buenas tlayuditas. Acompáñalas con un boing de mango o guayaba o algún tipo de agua fresca de limón.

Lo dulce

Haz sándwich al estilo Elvis (plátano, crema de maní, tocino) o prepáralos con mermelada o nutella, estos nunca aburren. Puedes llevarte unos mini brownies o mini panquecitos y acompañarlos con un lechita individual natural o de sabores. Con ayuda de estos manjares tendrás la suficiente energía para retomar las