Comida gigante que amamos los chilangos

Estos cinco lugares ponen a prueba a cualquier estómago

A los chilangos nos gustan las cosas grandes y la comida no es la excepción. Así que vete poniendo el pants de gordo y una cinta en la frente (por eso del sudor) y lánzate a estos cinco rincones de antojitos gigantes que amamos.

5. Aerotortas

Foto: Pável Gaona

Muy cerca del aeropuerto se ubica un rincón mágico de tortas de dimensiones colosales. Aunque por obvias razones es común encontrar pilotos, el local es frecuentado por vecinos y foráneos curiosos. Llevan 37 años preparando delicias entre panes de un kilo que sólo los estómagos entrenados logran terminar. Si viajas pronto, date una vuelta. Si no la terminas, no hay falla, te la subes al avión.

4. Los machetes

Foto: Chilango

Si hay un antojito famoso en la Guerrero, son los machetes. Bautizados en honor a similitud con el alargado cuchillo, satisface el hambre de cualquiera con sus casi 50 cm de longitud. De hongos, flor de calabaza, chicharrón o papa con queso. Hay guisados para todos los gustos. También se vale pedirlos sólo de queso, un poco de salsa y pa’ dentro.

3. Tortas del cuadrilátero

Foto: Alexia Zúñiga

Todo lo que tenga que ver con lucha libre debe ser poderoso y estas tortas forman parte del show. La famosa es La Gladiador, con sus 1.3 kilogramos de sabor patrocinado por huevo, bistec, pollo, tocino y chorizo. Una de esas y tienes fuerzas para ganarle al mismísimo místico. Bueno, tal vez sólo en acabarte la torta, pero algo es algo.

2. Hamburguesas por kilo

Foto: Pavel Gaona

Al norte de la ciudad pasan cosas increíbles. Como la hamburguesa de más de dos kilos que preparan en un pequeño local de Izcalli. Lleva 4 rebanadas de tocino, cuatro rebanadas de jamón y un kilo de carne. Así como lo leíste, ¡un kilo! Obviamente no hay plato que logre contener semejante monstruosidad, pero una charola de pizza lo hace muy bien. Arremángate antes de empezar y ¡a darle átomos!

1. Los Milanesos

Foto: Juan de Dios Garza

Lo que empezó como un negocio de una persona, hoy es toda una institución taquera donde la fila nunca desaparece. Sus tacos de res empanizada o “milanesa” son los más populares (de ahí el nombre). Bastan dos tacos para quedar satisfecho, pero para estómagos aventureros hay un desafío de doce tacos. Pero ojo, si fallas en la tarea tendrás que pagar el doble.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.