La actualización legal de Uber que debería preocuparte

¿Lo seguirás usando?

actualización legal de Uber
Foto: Archivo ShutterStock

Si el miércoles 13 de diciembre te llegó un correo con la actualización legal de Uber que pasaste de largo y ni siquiera abriste, ¡error! La aplicación hizo cambios en sus términos y condiciones en México, lo cual debería preocuparte si eres usuario de la plataforma.

En los primeros párrafos del documento (que puedes leer aquí) todo parece normal; sin embargo, en el punto 5 es donde empezamos a preocuparnos. Titulado «Renuncias; limitación de responsabilidad; indemnidad», en este punto la app señala:

«Uber no hace declaración ni presta garantía alguna relativa a la fiabilidad, puntualidad, calidad, idoneidad o disponibilidad de los servicios o cualquiera de los servicios o bienes solicitados a través del uso de los servicios, o que los servicios no serán interrumpidos o estarán libres de errores. Uber no garantiza la calidad, idoneidad, seguridad o habilidad de los terceros proveedores. Usted acuerda que todo riesgo derivado de su uso de los servicios y cualquier servicio o bien solicitado en relación con aquellos será únicamente suyo, en la máxima medida permitida por la ley aplicable».

Con esto, Uber se deslinda del servicio que recibas cada vez que abordes una unidad, así como de lo que pueda pasarte; además, en párrafos más abajo explica que no se hará responsable de «daños indirectos, incidentales, especiales, ejemplares, punitivos o emergentes, incluidos el lucro cesante, la pérdida de datos, la lesión personal o el daño a la propiedad, ni de perjuicios relativos, o en relación con, o de otro modo derivados de cualquier uso de los servicios, incluso aunque Uber haya sido advertido de la posibilidad de dichos daños».

Pero por si no fuera poco, la plataforma se protege ante cualquier acción legal que los usuarios quieran emprender por incidentes o daños mientras usas este servicio.

«Usted acuerda mantener indemnes y responder frente a Uber y sus consejeros, directores, empleados y agentes por cualquier reclamación, demanda, pérdida, responsabilidad y gasto (incluidos los honorarios de abogados)».

Esta es la respuesta de Uber

Sin embargo, Uber aclaró que dichas condiciones se estipularon desde 2016 y que los únicos cambios que realizó el 13 de diciembre fueron los siguientes:

  • El domicilio de la entidad de Uber
  • Nuevos elementos de verificación de identidad que pueden exigirse a los usuarios por ejemplo, vinculación de sus cuentas de Facebook en los casos de pago en efectivo; para dar mayor certidumbre de la identidad de los usuarios y mejorar la seguridad de todos.
  • Los términos de pago, incluyendo hacer más visibles las tarifas de limpieza y objetos perdidos para dar mayor transparencia conforme a la retroalimentación de usuarios y socios conductores.

Estos cambios en actualización legal de Uber surgen en medio de diversas polémicas que han rodeado a la app, como las acusaciones de acoso por parte de conductores.