El genio de Steve Jobs

1998: aparece iMac

Tan sólo un año después del regreso de Jobs a Apple, la compañía emulaba el éxito del Apple II de los años 80 con una computadora que combinaba hardware y monitor en una misma pieza. Tenía un diseño espectacular, minimalista, colores vibrantes y el mensaje de la marca que se reinventaba a sí misma con el slogan: “Think different” (piensa diferente). Con esto comenzó una transformación en los productos de Apple que modificaría los hábitos y las preferencias de consumo de todo el mundo.

iTunes, iPod y la revolución musical

Un programa para descargar música en formato MP3 se popularizó por el año 2000, se llamaba Napster. Era gratis y todo mundo lo usaba (antes de que las disqueras pelearan por los derechos de autor). Mac no tenía un reproductor para ese formato por lo que creó un programa para su plataforma, lo llamó iTunes y lo usó para gestionar la música que almacenabas en la computadora. Los dispositivos de la época (creados por otras empresas) no se acoplaban bien con el software, así que Steve Jobs tuvo la idea de crear un reproductor que fuera portátil y funcionara correctamente con iTunes. En 2001 salió al mercado el iPod, un dispositivo que revolucionó la portabilidad de la música, y que sigue evolucionando. Tanto el iPod como iTunes, que –posteriormente– no sólo gestionaba la música sino también la vendía y hoy es todo un portal de entretenimiento que ofrece diferentes servicios como gestión de películas, aplicaciones o estaciones de radio, cambiaron la industria para siempre.

La era iPhone 

En 2005, Apple se encontraba trabajando en pantallas táctiles, una vez más con Steve Jobs dirigiendo el proyecto. Dos años después, el resultado de las investigaciones se trasformaron en un teléfono creado por una compañía especialista en computación que juntaba, en un mismo producto, las innovaciones de la telefonía inteligente con un dispositivo capaz de conectarse a Internet &#43 diseño minimalista con pocos botones &#43 una pantalla touch que hacía las funciones de teclado &#43 cámara incluida &#43 una entrada de audífonos para escuchar música cargada al teléfono, directamente de iTunes. Es decir: Apple había fabricado un producto que tenía los beneficios de un iPod combinado con las ventajas de un teléfono inteligente. Su debut ocurrió en 2007. Se han producido seis versiones desde entonces y su éxito es total. El dispositivo permitió que la gente que no tenía una computadora Mac adquiriera un producto de Apple y viviera de manera cotidiana el mundo que gira entorno a la marca.

iPad y la creación de una categoría: las tabletas

La genialidad de Steve Jobs no se detuvo y tras el éxito del iPhone se preguntó si la gente que gustaba de usar un smartphone, de comprar aplicaciones y vivir la experiencia de conectividad querría un producto que estuviera situado entre un teléfono inteligente y una computadora, así en 2010 surgió iPad, un dispositivo que generó muchas opiniones con respecto a su uso y es que Apple había creado una categoría nueva de dispositivos: las tabletas (que después serían replicadas por muchas empresas) iPad ya se encuentra en su tercera generación, es el producto más vendido de su rama y ha permitido a desarrolladores de aplicaciones explotar esta nueva plataforma que llegó para quedarse.

Steve Jobs dejó el mundo, pero su legado estará presente por siempre, el espíritu creativo e innovador de un hombre que veía más allá de lo conocido, un hombre que pensaba en el futuro y ayudaba a crearlo. Pocos personajes tan visionarios como él, hoy y cada 5 de octubre lo recordaremos con gusto y porqué no, con una de sus frases más célebres: “Cada día me miro al espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.