¿De qué va la Chilango de septiembre?

Razones para amar al DF y José Narro

30 razones para amar al DF

No es fácil vivir en una ciudad, menos en una tan grande como la nuestra. Hay tráfico, aglomeraciones, contaminación, ruido y un largo etcétera. Pero poco más de 12% del total de los mexicanos vivimos o convivimos en el DF. ¿Por qué? Porque a cambio de lo malo, hay muchas ventajas: aquí lo tienes todo. Con eso en mente, nos preguntamos: ¿Cuáles son las razones por las que amamos a nuestra ciudad? ¿Qué nos hace querer quedarnos? La conclusión: el DF es único e irremplazable en (al menos) 30 sentidos.
Por supuesto que nuestras razones no son “porque está re chula” o “porque tiene esquites muy buenos”. Encontramos datos que seguro no sabías y que te harán sentir más chilango que nunca. Te dejamos sólo un par de estas razones, las otras 28 ya sabes dónde leerlas:

Porque la tolerancia es lo nuestro
Según datos del INEGI, la diversidad religiosa en nuestra ciudad es «la más amplia que se registra en el país, pues comprende, además de denominaciones cristianas, algunas no cristianas de diversas tendencias (como doctrinas new age, ocultistas, religiones orientales, creencias de contacto angélico, etc.)”, aunque se trate de minorías. Así, nuestra mayoría católica (90% de la población)
convive día con día con cientólogos, raelianos, veneradores de la Santa Muerte…
Porque en investigación, tenemos lo que quieras
50% de los investigadores reconocidos por el Sistema Nacional de Investigadores realizan su labor en alguna institución de la ciudad. Aquí se encuentran, además, los centros de investigación (públicos y privados) más importantes de la nación. Basta mencionar los casi 60 institutos y centros
de investigación de la UNAM y las dos unidades Cinvestav (un centro especializado en investigación científica), para darnos una idea. Además, el Distrito Federal ha sido cuna de inventos que revolucionaron el mundo, como la televisión a color de González Camarena (en los laboratorios de la Liga Mexicana de Radio-experimentos), y ha visto nacer inventos más nacionales como la máquina de tortillas.

Los rostros de Narro

37911Narro
Narro (Especial)
En noviembre, el rector José Narro termina su periodo al frente de la UNAM y su reelección ya suena en los pasillos. Aunque dirige una institución con más población que Mónaco y más presupuesto que una secretaría de estado, pocos conocen lo que hay detrás de uno de los hombres más importantes del país.
(…) “Según la Real Academia de la Lengua Española un rector es “aquella persona que rige o gobierna”. José Narro Robles ejerce ese gobierno de manera oficial desde el 17 de noviembre de 2007, tras cuatro días de haber sido elegido. Es el gobernante de un territorio de 2,391,970 m2 (superior a El Vaticano o el Principado de Mónaco), con 316,356 alumnos, 36,172 académicos, 13 facultades, 29 institutos, 2,125 edificios, 134 bibliotecas y un presupuesto de 29,233 millones de pesos para este año, una cantidad superior a la de secretarías como Gobernación (16,386 millones) o la Procuraduría General de la República (11,997 millones).
 
En noviembre termina su rectorado y la comunidad universitaria divide sus opiniones sobre el futuro de Narro. Hasta el momento no suenan candidatos a sucederlo y él tampoco ha querido hablar al respecto. «¿La reelección? Es muy temprano para tomar una decisión y no lo he hecho», ha dicho a los medios de comunicación. Sin embargo, aunque en apariencia hay un clima de tranquilidad en la UNAM por la sucesión del rector, adentro hay pugnas que no se detectan fácilmente: «Hay grupos políticos en la universidad, grupos gremiales: médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, grupos que están buscando llegar (a la rectoría). Hay una pugna interna que no se ve, que tiene ciertas formas, ciertos códigos de respeto, de competencia amable, pero que a veces es descarnada», señala el doctor Hugo Casanova Cardiel, miembro del Consejo Universitario de la UNAM e investigador de esa casa de estudios(…).
(…)”La profesora Linda Manzanilla, pese a ser una de las investigadoras más importantes de la UNAM –miembro del Colegio Nacional y de la Academia de Ciencias de Estados Unidos– es una de sus críticas más severas. Afirma que hay profesores que no trabajan, funcionarios que se mueven más por motivaciones políticas, intrigas desde los pasillos universitarios, funcionarios cercanos a Narro que impiden que el rector esté más cerca de toda la comunidad estudiantil y académica. 
 
Todo eso se lo dijo a la cara a Narro. Lo hizo en septiembre de 2010 en el Palacio de Minería. El “Gaudeamus igitur” (Alegrémonos pues), himno universitario mundial, había antecedido a la investidura de 16 notables que recibirían el Honoris Causa. La doctora Manzanilla entre ellos.
 
Allí también estaban Mario Vargas Llosa y José Emilio Pacheco, preparados para recibir la investidura de manos de José Narro. «En nuestra comunidad académica hay muchos que se mueven por intereses políticos, no académicos. Muchos que prefieren la fisión a aceptar que es una casa de estudios en donde debe existir la diversidad de pensamiento. Hoy más de la mitad de la comunidad académica no trabaja», dijo Linda Manzanilla en su discurso de aceptación. El murmullo que llenó la sala y el gesto de sorpresa en la cara del rector hizo que la misma Manzanilla se sobresaltara. 
 
«Observé un gesto de sorpresa en el rector», dice la profesora en entrevista, «a pesar de que le había advertido a Narro que hablaría fuerte y que él mismo me conminó a que lo hiciera.»
 
–¿Qué le dijo el doctor Narro después de su discurso?
–En el momento de la investidura me preguntó si yo estaba con ellos o no.
–¿Usted qué le respondió?
–Que yo estaba con la UNAM.
La investigadora dice que, después de su respuesta, Narro apenas dibujó una sonrisa forzada. No hubo mayor reclamo después”. (…)
 
37915No hay nadie como tú
No hay nadie como tú (Revista Chilango.)
 

Además… Otro tema choncho… 

Soy tecno, luego existo
Para que nadie se quede fuera del mundo de los gadgets, hicimos una guía que los divide en los que te harán feliz en la oficina, fuera de ella o a la hora de hacer ejercicio.

Nuestras primeras páginas:
En las calles de DF, y ahora en el Metro, Natalia Gil y otras personalidades leen en voz alta para todos. Gracias. Y también le agradecemos a nuestro jefe de Gobierno que esté embelleciendo la ciudad, aunque ya sabemos que está tratando de impresionar a su nueva novia. Sin ánimos de ofender a nadie pero reírnos sanamente de nosotros mismos, encontramos los rasgos típicos de cada chilango según su zona. En mes patrio, Víctor Solís te da los remedios para que no te cachen en plena pachanga y para sobrevivir la cruda.
Y por último:
Nuestra guía de septiembre abarca lo mejor que sucederá en cada rincón de la ciudad; TIENES que probar la cocina española del nuevo Central Central, en Santa Fe, y salir con tus cuates al Bar Sí, en la Condesa, que es, además, una concept store muy cool. 
 
En Cine, te sorprenderá Miss Bala, una historia sobre el narco con un original punto de vista. Disfruta el festival RADAR, en la UNAM, la obra de Manuel Rodríguez Lozano, en el Munal, la puesta en escena Filomena Marturano y el nuevo libro de Alejandro Zambra, Formas de volver a casa.