Nuestra niñez es una mentira

Impostor.

Sí, la infancia debería ser una época de felicidad en la que debes dejar que cualquier fantasía entre a tu ser y lo invada con sueños fantásticos de hadas y doncellas…. La edad adulta, al parecer, se trata de decepcionarte hasta la enfermedad, sobre todo cuando te dicen que los amados personajes de Disney que tanto nos enseñaron no son quienes creíamos.

Aprovechando el reestreno del Rey León, les dejamos un poco de las historias en las que están basadas muchas de las películas de Disney. Aquí se enterarán de la verdad que yace detrás de cada relato infantil. (Por cierto Hércules era un mujeriego empedernido que muere por culpa del engaño de su esposa y nada de que canta canciones Gospel en el Olimpo).

Venga, a decepcionarse.

Denle al siguiente…