Los cómicos del cine de ficheras

El placer culpable de muchos chilangos

¿Cuántas vieron?

Hace tiempo que pasaron sus mejores años, pero estos cómicos siguen en el recuerdo de los chilangos gracias a sus albures y cotorreos en las cintas de ficheras. Fueron un grupo de actores que rifaban en los años 70 y 80 y si bien sus películas estaban muy, pero muy alejadas del buen cine, fueron vistos por miles de personas que aún se ríen al acordarse de sus ocurrencias. 

Y es que podían parecer a cualquier hijo de vecino; feos, panzones y pelados, pero en sus aventuras siempre salían airosos gracias al poder del albur y se ligaban a las más ‘sabrosonas’ de las películas (no hay ejemplo más claro para aquél dicho de ‘verbo mata carita’). 

Tal vez pongas cara de lord con ceja levantada y ojo con párpado a medio abrir y digas “qué naco”, pero bien que te acuerdas de estos actores que, incluso, también hacían trabajos ‘blancos’ para la tele, el cine y el teatro. 

Hicimos un recuento de estos actores, que si bien son menospreciados por los ‘exquisitos’, todos sabemos quiénes son y hemos reído con sus ocurrencias, pues seguramente viste estas películas gracias al primo o al amigo que sacaba las cintas de películas Beta para ver estos largometrajes que si bien nunca ganaron un premio, si fueron nuestros ejemplos para aprender esas “malas palabras”. 

Alfonso Zayas

El rey del albur por excelencia, era un ejemplo claro del garañón del cine de ficheras, sutilmente llamado ‘sexycomedias’. Zayas era un tipo flaco, con cabello crespo que conquistaba cuanta mujer se le ponía enfrente, además de que el doble sentido siempre fue su fuerte. Cómo olvidarlo cuando estaba listo para la acción del mete-saca ataviado de sus sexys calzones de leopardo con calcetines negros incluidos, todo un ejemplo de buen gusto. 

Será recordado por grandes títulos como La Pulquería, Las Cariñosas, El Ratero de la Vecindad, El Día de los Albañiles: los maestros del amor, Tres Lancheros muy Picudos, entre otros. Y no solo hizo cine de ficheras. Las abuelitas seguro lo recuerdan en el programa La Criada bien Criada, junto a María Victoria y Joaquín García ‘Borolas’. 

Rafael Inclán

El bigote más cotorro del cine de ficheras era sin duda Rafael Inclán, quien con su aguda voz soltaba albures al por mayor, además de que en las películas que participó, también se daba tiempo para entrarle con todo a las chicas. Fue compañero de Alfonso Zayas en cintas como La Pulquería y también se le recuerdan películas como Bellas de Noche, Muñecas de Media Noche o La cariñosas

Pero no todo su trabajo ha sido en el cine de ficheras. También se le recuerda por su interpretación teatral de El Avaro, de Moliere, así como en cintas del llamado ‘Nuevo Cine Mexicano’, como El coronel no tiene quien le escriba, de Arturo Ripstein (ahí nomás); Nicotina, o La leyenda de la nahuala, una película de animación para niños.   

Alberto Rojas ‘el Caballo’

Uno de los personajes más reconocidos del cine de ficheras es Alberto Rojas ‘El Caballo’. Sus enormes dientes, así como su estampa flaca y larguirucha daban paso a su apodo. Era el prototipo del mexicano que echaba desmadre, pero que no se dejaba, además de ser un maestro del albur. En algunas películas su papel era de gay, que si bien hoy en día sería criticado (“Conapreeeeed”), la realidad es que lo hacía muy gracioso

Entre las películas que más se le recordará están: Esta noche cena Pancho, Un Macho en la casa de citas, Perico el de los palotes, o Desnúdate Marcela. Pero ‘El Caballo’ no solo se dedicó al cine de ficheras; en su haber se encuentran varias obras de teatro donde destaca Papito Querido, una puesta en escena donde se caracteriza de mujer. 

Luis de Alba

Quizá el actor del cine de ficheras con más personajes, pues no siempre aparecía como él mismo; el personaje de Juan Camaney es el que más se recuerda en las películas, con su peculiar frase de “bailo tango, masco chicle, pego duro, tengo chavas de a montón, tururú”, (seguro alguno de ustedes se la sabe). Su peculiaridad es que era muy gracioso y soltaba las groserías de una forma muy simpática. De las películas en las que participó, quizá con la que más se le identifica es Cinco nacos asaltan Las Vegas, además de otras como El día de los albañiles, Metiche y encajoso o Noches de Cabaret

En la televisión también tuvo éxito, especialmente con la gama de personajes en su programa ‘El mundo de Luis de Alba’; muchos de estos personajes siguen siendo recordados por muchos y si eres de los más chavos, seguro tu hermano mayor o tus primos se acuerdan del Ratón Crispín (“los odio con odio jarocho”), El Pirrurris (“Qué chistosos son ustedes los nacos, se ponen nombres de famosos y tienen cara de tlacoyo) y Juan Penas, entre otros tantos más. 

César Bono

César Bono y su voz aguardientosa hicieron de las suyas en el cine de ficheras. Al igual que Alfonso Zayas, era sumamente delgado, pero sin duda que su voz fue la característica que le hizo destacar, además de la gracia con la que enfrentaba las situaciones. 

Tres lancheros muy picudos, El ratero de la vecindad, Los plomeros y las ficheras, son algunas de las cintas de ‘sexycomedia’ donde César Bono hizo de las suyas; no obstante, también ha trabajado en la parte ‘blanca’ del cine, televisión y teatro. Sus trabajos más reconocidos son la obra Defendiendo al cavernícola, o las películas infantiles como en Cars, donde hizo el doblaje del personaje Mate, una grúa bastante graciosa que era amigo del Rayo Mcqueen. 

Otros actores inolvidables del albur: 

-Pedro Webber ‘Chatanouga’
-Manuel ‘Flaco’ Ibáñez
-Guillermo de Alvarado ‘Condorito’
-Eduardo de la Peña ‘Lalo el Mimo’

¿Qué otros agregarías a la lista?

También checa:

– 7 razones para detestar Santa Fe
– 7 gadgets para oficinistas
– Los misterios del godínez manolarga