3 Clásicos de Ignacio López Tarso

Grandes actuaciones del chilango

Cuartoscuro

Ignacio López Tarso (15 de enero de1925) es un actor chilango que ha hecho por igual de teatro, televisión y cine. A finales del año pasado recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015, en la categoría de Bellas Artes. Actores como él hay pocos, por eso hacemos un recuento de sus papeles clásicos e imperdibles de la pantalla grande, no importa si ya las viste, siempre vale la pena repetir.

[Para ver los detalles de su obra Aeroplanos, da clic aquí]

El profeta Mimí (1979)

A pesar de ser un hombre maduro, Ángel Peñafiel “Mimí” vive bajo el techo y fanatismo religioso de su madre. Tras la apariencia apacible de “Mimi” se esconde un asesino serial que recorres las calles de la ciudad por la noche para darle fin a los días de las prostitutas, él considera que las está redimiendo; el problema surge cuando se enamora de Rosita, quien comienza a dedicarse a la vida fácil. Largometraje dirigido por José “El Perro” Estrada, cineasta que hacía un cine con contenido social (papá de Luis Estrada, director de EL Infierno)) y con quien López Tarso también protagonizó Cayó de la gloria el diablo.

[También lee: Un programa de miedo ochentero llamado ‘La Hora Marcada’]

Cri Cri, el grillito cantor (1963) 

El primer actor le dio vida a Francisco Gabilondo Soler, “Cri-Cri”. Esta película biográfica del jarocho recurre su vida desde la infancia hasta los años posteriores al fin de su programa. La cinta escrita y dirigida por Tito Davison tiene el acierto de incluir interpretaciones del protagonista, lo cual le da un toque emotivo, sobre todo con los temas dedicados a la abuelita del cantautor. Además, Disney hizo la animación de “Los Tres Cochinitos”. http://www.youtube.com/watch?v=3m-fgJqVWOc

[También checa: 10 grandes temas de Cri Cri]

Macario (1961)

La pobreza y la muerte son las obsesiones de Macario, un campesino humilde y trabajador que prefiere quitarse la comida de la boca para dársela a su familia; por eso, un día su esposa le regala un guajolote para que se lo coma él solo. Una vez en el bosque, listo para empezar su festín, llega Dios, el Diablo y la Muerte en diferentes momentos para pedirle un bocado, pero tras negárselo a los primeros dos, decide compartir con la última, quien a manera de agradecimiento le regala un agua curativa y Macario se aprovecha de esto para sacar dinero.
Quizás es su papel más conocido, esto se debe al gran trabajo que hizo, acompañado por la fotografía de Gabriel Figueroa. Este filme de Roberto Gavaldón, basado en el libro de B. Traven, fue la primera cinta mexicana nominada al Oscar como Mejor película extranjera.
 
 

¿Qué otra película de López Tarso te gusta?