Tras un ciclo en confinamiento, los sistemas educativos del mundo se han adaptado en mayor o menor medida a la virtualidad. ¿Te imaginas cuáles serán los siguientes pasos en la educación? ¿Cómo serán las escuelas del futuro tras la pandemia? Aquí te contamos tres elementos que posiblemente experimenten transformaciones en las siguientes décadas.

Escuelas del futuro

Más allá de lo que nos permite ver nuestra imaginación, los pedagogos, psicólogos e investigadores en el aprendizaje cuentan con mayor certeza sobre los sistemas actuales y sobre las deficiencias que deben subsanarse. La especialista Karen Zaltzman es una de ellas y nos compartió sus puntos de vista al respecto. ¡Checa lo que nos contó!

¿Sistemas presenciales?

Contra todo pronóstico, esta epidemia ha logrado mantenernos en casa durante meses y, hasta el momento, no tenemos certeza sobre el fin de semejante situación mundial. Las escuelas no lograron escapar de este escenario y han tenido que adaptarse rápidamente al entorno digital.

Aunque se está aprendiendo mucho sobre educación a distancia, ¿este sistema virtual es idóneo para la educación de los niños? De acuerdo con nuestra especialista, este tiempo nos ha permitido conocer que el camino digital no necesariamente será el más oportuno para los estudiantes.

“Algo que pasó en esta pandemia es que nos dimos cuenta de que los niños necesitan el contacto humano. Antes habríamos imaginado que un día los maestros estarían detrás de una pantalla tridimensional y futurista; pero ahora sabemos que, al menos en educación básica, este sistema realmente no funcionaría”.

Por lo tanto, las escuelas del futuro seguramente priorizarán el contacto con otras personas y la interacción presencial entre los alumnos. Sin embargo, este es el mejor momento para aprender más sobre las herramientas digitales y sacar el mayor provecho de ellas en el proceso de enseñanza.

Checa también: ¿Cómo elegir la escuela correcta para tu hijx?

Sustentabilidad

Si la convivencia y el contacto humano suponen un beneficio personal durante el aprendizaje, otros factores podrían traducirse en ventajas a nivel colectivo y social; nos referimos a la perspectiva con la que se abordarán temas como la sustentabilidad y el medio ambiente en clase.

De acuerdo con Karen Zaltzman, la educación es primordial para ponerle un alto al deterioro del planeta. Una forma de hacerle frente a esta situación es dejar atrás la fragmentación del conocimiento por áreas del conocimiento y mostrar a los estudiantes cómo se conecta el mundo.

“Si a alguien le encargas hacer un producto lo más rápido posible, logrará el cometido sin tomar en cuenta la situación de los empleados ni las afectaciones al medio ambiente; por eso, queremos enseñarles a los niños que no estamos solos en el mundo y que las decisiones que toman les afectan a los otros”, afirma la especialista.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Programa ONU Medio Ambiente (@unep_es)

Adiós al sistema de competencias

En concordancia con el punto anterior, las escuelas del futuro encontrarán vías de enseñanza que sean más amables con el individuo y con su entorno. Por lo tanto, tendrá que superarse el sistema de competencias actual que coincide con los modelos de producción y que le han hecho tanto daño a nuestros ecosistemas.

“En gran medida nos percatamos de esto a causa de la pandemia, pero en realidad ya llevábamos un tiempo cuestionándonos estas creencias de que la vida es una competencia. Ahora sabemos que la enseñanza no se trata de eso y que no tiene sentido competir siempre por ser el mejor”, nos cuenta Zaltzman.

Más que promover un ambiente competitivo entre los estudiantes, los métodos del futuro buscarán que los niños constituyan verdaderos agentes de cambio en sus ambientes familiares, sociales y laborales.

Asimismo, se logrará crear espacios en los que los niños tengan garantizados los cuatro pilares de la educación: aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a vivir con otros y aprender a ser. “Esperamos que las escuelas del futuro logren equilibrar estos cuatro puntos de forma coordinada y otorgándole a cada principio la misma importancia”.

Y tú, ¿cómo te imaginas que serán las escuelas del futuro? Si quieres conocer más sobre educación, checa las redes sociales de la pedagoga Karen Zaltzman. Antes de irte, te recomendamos ver nuestra sección La mejor escuela para ti