Increíble, pero cierto: se hacen subastas de libros en el Centro Histórico

Pásele, pásele, que sí hay...

Subastas de libros en el Centro
Foto: Cuartoscuro

En la explanada que comparten los museos Franz Mayer y Nacional de la Estampa, a un costado del Palacio de Bellas Artes, se realiza una actividad bibliófila original.

Se trata de una subasta que amarán los coleccionistas, la gente que no sabe qué hacer con los libros ya leídos y los ratones de biblioteca que de vez en cuando necesitan un poco de adrenalina.

También te puede interesar: Enamórate de la magia nocturna de París en esta expo

La dinámica es sencilla: la gente llega al patio alrededor de la una de la tarde y deja sus libros con los martilleros, quienes se encargan de cantar las subastas. Dos horas después empiezan las pujas y desde alguna de las fuentes se escuchan los anuncios: este ejemplar de Los detectives salvajes abre con $10… un Crimen y castigo con $15… Orgullo y prejuicio inicia con $5… A cambio, los dueños del botín le dejan una propina o una parte de lo ganado a los cantadores.

I Love Reading Gilmore Girls GIF - Find & Share on GIPHY

En las primeras horas, la mayoría de los asistentes son miembros de “El rincón de la cháchara”, un grupo virtual para subastar libros, que dio pie a las pujas presenciales.

El patio es el lugar de cierre de las ventas y en sus alrededores, en las fuentes, hay más material que puede adquirirse a buen precio.
Read Youtube GIF by SoulPancake - Find & Share on GIPHY

También te puede interesar: 10 escritoras contemporáneas que la están rompiendo

Subastas de libros en el Centro Histórico

Dónde: explanada de los museos Franz Mayer y Nacional de la Estampa (Av. Hidalgo 45, Col. Centro)

Cuándo: sábado, a partir de las 15:00

Cuánto: la entrada es libre
Read Texas Am GIF by Texas A&M University - Find & Share on GIPHY

El casino de los lectores está a un costado del Palacio de Bellas Artes. ¿Te vas a perder esta experiencia?

También te puede interesar: ¡Ya se armó! Celebra a la pulcata Insurgentes con Pérez Prado y La Dinamita