Stephen Álvarez lleva más de 30 años siendo fotógrafo profesional y alrededor de 20 trabajando para National Geographic. Ha pasado gran parte de su vida viajando por todo el mundo, metiéndose a cuevas y bosques, subiendo montañas, pisando tundras y desiertos, bajando a los mundos subterráneos de Paris y fotografiándolo todo. Para ustedes que están familiarizados con su trabajo ya no es necesario que abunde en lo magníficamente bien que lo hace, para los que no, lo pueden descubrir aquí.

En el 2013 el hacer fotografías cambió para Stephen: Microsoft y National Geographic lo comisionaron a fotografiar las 7 maravillas naturales del mundo con puros celulares Lumia, nada de DSRL. Esto significaba, de entrada, 2 cosas: mucho menos peso de equipo y tener que familiarizarse con el lenguaje del celular para poder crear imágenes impactantes con él: “El mundo ha cambiado, ya no necesitas una cámara grande para hacer grandes fotografías”.

Stephen empezó el proyecto fotografiando el Gran Cañón (Arizona). También ha ido al puerto de Río de Janeiro, a las Victoria Falls y al Everest. El primer fin de semana de mayo de 2015 lo alcanzamos en el volcán Paricutín, en donde tuvimos la oportunidad de conocerlo, entrevistarlo y verlo en plena acción.

¿Qué ventajas ha tenido hacer este proyecto con un teléfono a hacerlo con una cámara DSRL?

Hay varias: la primera es que muchísima gente tiene un celular con una cámara, por lo tanto no es tan intimidante como una cámara profesional. Esto me ha permitido acercarme más y más rápido a la gente.

Por otro lado, el teléfono me permite publicar las fotos de inmediato y compartirlas en redes sociales, algo que no se puede hacer tan rápido con mi cámara réflex. Con el Lumia puedes ser un fotógrafo mucho más libre en el sentido de que tienes más movimiento: el equipo cabe en huecos en los que no cabe la cámara; puedes ponerlo en el piso y encontrar tiros que serían mucho más difíciles de obtener con una cámara más grande. Creo que es un gran momento para ser fotógrafo: los teléfonos están trayendo tecnología de imágenes a gente que antes no la podía tener porque era muy cara. Mundialmente nos estamos comunicando, instantáneamente, sin hablar el mismo idioma, y todo a través de las imágenes que compartimos, todo se trata de cohesión social.

He aquí 5 tips básicos de Stephen para hacer mejores fotos con tu celular:

– Cuando estén en situaciones en las que haya colores muy contrastantes (muchos oscuros y muchos claros), siempre subexpongan levemente.

Tómate tu tiempo para observar y componer, porque todos los pequeños detalles son importantes. Un smartphone te da la posibilidad de controlar tus balances de blancos, velocidad del obturador y el foco, lo que ayuda a que puedan sacar imágenes mejor expuestas y con mayor intención.

Usen la “varita mágica”. Este botón hace imágenes en HDR que puedes editar en postproducción y es una maravillosa herramienta para poder sacar detalles y resaltar cosas. Busquen la función en su teléfono, porque no en todos es igual.

Disparen mucho, mucho, mucho, mucho. Un buen fotógrafo dispara muchas fotos, edita y enseña pocas fotos que son realmente buenas. Un mal fotógrafo dispara poco y enseña muchas fotos que son malas. Es mejor tener más material y elegirlo bien en la edición que estar falto de imágenes.

– Hacer imágenes es un instinto básico humano, salgan a hacerlas.

[¿Quieres más tips? Da clic aquí]

En este viaje nos pusieron el mismo reto: fotografiar el Paricutín, junto con Stephen, con un Lumia 640XL. Aquí una pequeña colección de postales que hice de ese viaje:

(NOTA DEL EDITOR: Andrea Tejeda es editora de foto de Chilango)