Mario Basilio Valderrama, alias El Padrino, conduce una trajinera por los canales de Xochimilco desde 1975, cuando tenía 10 años. Como amante del metal, tiene la mata larga, pero la trenza para dar buena imagen con la banda que visita día con día el embarcadero Manuel Celada.

“Me encanta el metal. Iron Maiden, Slayer, Judas Priest, las bandas alemanas; yo soy metalero. Cuando llega mi nieta a la casa me dice —quita a tus greñudos—, pero no, es lo que más me mueve. Cuando estoy limpiando escucho conciertos de cualquier metalero. Yo no toco ningún instrumento, pero meto mis buenos gritos”, comenta.

historia traijnero de Xochimilco
Foto: Arturo Alvarado

El Padrino es rebelde y le molesta que le digan lo que tiene que hacer, por eso desde pequeño le entra duro a la chamba. “Si no sientes el dolor no valoras el trabajo. Si no te enseñan a cargar una canoa o descargar hortalizas, a llevarlas al mercado y vender, si no sabes todo eso no sirves en este oficio”, asegura.

En algún momento de su vida, cuando sus hijos no exigían tantas cosas porque estaban chavos, se animó a ser guardia de seguridad de Alex Lora, pues conectaba con su música. ““Era bien chido el Alex, pero no se vivía de eso. Era un paguito que te tiraba paro en pasajes o comida, pero no te daba para mantener familia”.

También te puede interesar: ¿Cómo impactará el COVID-19 al entretenimiento chilango?

La vida en los canales

Foto: Arturo Alvarado

Xochimilco cuenta con 11 embarcaderos: Cuemanco, El Salitre, Belem y Belem de las flores, Caltongo, Nuevo Nativitas, Las Flores Nativitas, Zacapa, Puente de Urrutia y Fernando Celada, en el que don Mario es ya una leyenda. “Mi jefe se dedicaba a esto, pero por cuestiones económicas prefirió dejarlo. Yo empecé a remar desde los 10 años”, comenta Mario, quien recientemente cumplió 55.

Nos cuenta que en el argot de quienes se dedican a este oficio y atracción turística, la trajinera adquiere su nombre cuando se le da el uso de llevar y traer gente a cambio de una tarifa, que en el caso del embarcadero Fernando Celada, es de 500 varos por hora. A quien fabrica la canoa se le conoce como canoero.

historia traijnero de Xochimilco
Foto: Arturo Alvarado

El recorrido que hace a diario El Padrino, cruza por las riberas de diferentes barrios, desde San Marcos, San Juan, Tlacoapa y Asunción. “La gente cambia de forma de ser según el barrio en el que vive. Eso no lo nota el cliente, porque son comunidades pequeñas. En cada barrio hay capilla, parroquia o iglesia. Recientemente la parroquia de San Bernardino —la señala con la mirada sin dejar de remar— la subieron a Catedral de la ciudad de Xochimilco”, asegura.  

A pesar de ser un tipo rudo, Mario tiene un gran cariño por la historia de su barrio, de hecho, siempre que puede comparte el valor de este emblemático lugar con los chilangos y extranjeros que asisten. “Tenemos que cuidar nuestras tradiciones, nuestro pueblo. Esto no es un negocio (ser dueño o remar trajineras), yo le digo a mis clientes que lo que se cultiva aquí, alimenta a las familias, pero sembrar flores alimenta el alma” concluye Basilio.

También puedes leer: Cierre de Áreas Naturales Protegidas: hasta nuevo aviso

Datos

  • El costo de una trajinera que incluye portada, mesas y sillas, es de aproximadamente 60 mil pesos.
  • El remo es una mezcla entre pino y oyamel, debe ser pesado y no tan rígido. Su costo oscila entre los $200 y $300.
  • En los once embarcaderos de Xochimilco existen aproximadamente mil trajineras.
  • Recientemente la alcaldía de Xochimilco actualizó las reglas de convivencia. Ahí se establece que el cupo máximo por embarcación es de 18 personas y que el consumo de alcohol máximo será de una botella de litro para todos o tres cervezas de 355 ml por persona.
historia traijnero de Xochimilco
Foto: Arturo Alvarado