Del departamento de ensueño, al fraude inmobiliario

fraude inmobiliario
Imagen: Pixabay

“Se renta: departamento amueblado, con refrigerador y lavadora, dos habitaciones, cajón de estacionamiento, a dos calles de Reforma, aceptan mascotas y servicios como luz, agua e internet están incluidos en el precio de 10 mil pesos mensuales”. Suena muy tentador para ser el hogar de tus sueños, pero cuidado, podría ser un fraude inmobiliario.

Sabemos que la búsqueda de un depa puede ser un tormento. No solo es revisar a diario los anuncios, conseguir un aval, tener el dinero suficiente para la primera renta, el depósito y hasta para la investigación, ahora también te debes cuidar de los anuncios falsos disfrazados de atractivas ofertas.

En diversos sitios de internet con anuncios inmobiliarios se han colado este tipo de anuncios que ofertan departamentos por precios debajo del mercado, ubicados en zonas atractivas como la Cuauhtémoc, la Roma, Condesa y Polanco.

Todos los anuncios coinciden en ofrecer lo que los chilangos anhelamos: cajones de estacionamiento, sin necesidad de tener un fiador, aceptan a Firulais, seguridad. Todo eso por rentas que van de los 9 mil hasta los 12 mil pesos mensuales.

¿Cómo detectar un fraude inmobiliario en la CDMX?

Es normal emocionarse al encontrar el hogar que solo en tus sueños había existido; sin embargo, tómalo con calma. Estos anunciantes normalmente no proporcionan número telefónico, por lo que el contacto se limita a ser vía correo electrónico.

Cuando te responden, resulta que los propietarios del lugar son extranjeros —algunos supuestamente viven en Estados Unidos, otros en España—, por lo que no podrán enseñarte la vivienda.

Al insinuar que es una gran oferta —y para presionar— te dicen que hay mucha demanda, por lo que el inmueble será otorgado a la primera persona que se comprometa y deposite el mes de renta y la garantía, que es el monto de otro mes.

Y aquí viene la principal señal de alerta de un fraude inmobiliario: “la transacción se hace usando los servicios de la compañía Airbnb de forma segura y rápida”, se lee en los mails.

Te recomendamos: Premio mayor, premio mayor: aguas con el fraude del cachito de lotería

Estos sujetos engañan diciendo que Airbnb ofrece otro servicio en las oficinas en lugar de la plataforma y, por ello, el inmueble no está publicado en la página web, ya que allí solo son rentas de corto tiempo.

El invento continúa. Los supuestos propietarios se comprometen a dejar las llaves y el contrato en la oficina de Airbnb del país en el que se encuentran y luego, en máximo 24 horas, tú tendrás que hacer el pago total en una sola exhibición.

“Una vez el pago confirmado hacen el envío del paquete con las llaves y el contrato usando un servicio de transportes UPS para llegar en máximo 3 días. Cuando el paquete llega a México, puedes revisar el departamento unos días y después se firmará el contrato legalmente con un agente de frente y Airbnb me dará el dinero”, indican en correo diversos sujetos.

Chilango contactó a Airbnb, empresa que negó tener servicios externos como agencia y puntualizó que todos los procesos se realizan usando la plataforma, desde el contacto inicial, pasando por la reservación y hasta el pago, manteniendo en todo momento contacto con el anfitrión.

“Liberamos los pagos a los anfitriones hasta el primer día de la estancia del huésped, y jamás le pedimos a ningún usuario transferir fondos o pagar de forma directa”, nos dijo Airbnb.

También puedes leer: Dime cuánto ganas y te diré si te alcanza para una casa

Si respondes el correo de los defraudadores y aceptas sus condiciones, recibirás un supuesto correo institucional identificado como [email protected] con la información personal que proporcionaste, los datos del supuesto propietario y los datos bancarios para realizar el depósito.

Dicho correo tiene una supuesta cláusula de seguridad en la que expone que el propietario tiene un depósito de $35,000 pesos en una cuenta de protección de compra Airbnb administrado, así que “usted está alquilando a un propietario de fiar, por lo que si algo sale mal o no está satisfecho con el apartamento, usted recibirá de vuelta en máximo 48 horas su dinero”.

Pero dicha dirección electrónica también es falsa y fue rechazada por Airbnb, que negó que corresponda a un mail perteneciente a la plataforma.

El portal Propiedades.com externó a Chilango que para detectar anuncios de fraude inmobiliario cuentan con una serie de algoritmos que les permite detectar inmuebles anómalos. “Tras localizarlos, los eliminamos y bloqueamos al usuario para evitar futuros fraudes”.

Sin embargo, en una revisión, se observó que hay anuncios que duran desde sólo un día hasta tres y el propio anunciante lo da de baja, pero ya obtuvo el tiempo suficiente para que los usuarios, y próximas víctimas, se pongan en contacto para obtener información y realizar el fraude por departamento.

Chilango consultó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la cual señaló que no existe un registro de quejas o denuncias sobre fraudes inmobiliarios por rentas falsas.

Al consultar por cada empresa especializada en anuncios inmobiliarios, la Profeco indicó que solo Segunda Mano cuenta con una queja en lo que va del año y es por la negativa a entrega de producto o servicio, sin especificar si se trata de fraude inmobiliario o de los diferentes servicios que ofrece la página.