Caso Lesvy Berlín: a 18 meses del feminicidio, aún no hay juicio

caso lesvy berlin
Foto: Cuartoscuro

Ya pasaron 18 meses desde que unos trabajadores de la UNAM encontraron el cuerpo de la joven en el campus universitario y aún no hay avances en el caso Lesvy Berlín Rivera Osorio, más que un presunto culpable.

Para su madre, Araceli Osorio, la mayor preocupación es que el asesinato de su hija quede impune o se castigue con una pena menor, puesto que la expareja de la joven y principal sospechoso de la muerte aún está a la espera de saber si será juzgado por el delito de feminicidio o si tendrá que responder a las acusaciones por un homicidio.

Las diferencias entre las sentencias no son mínimas. Si Jorge Luis ‘N’ es juzgado por homicidio simple y es declarado culpable, le corresponde una pena que iría de ocho a 20 años de cárcel. En cambio, si es declarado culpable de un feminicidio, el joven tendrá que pagar a la familia de Lesvy más de 3.5 millones de pesos y pasar hasta 60 años en prisión.

Lo único que falta resolver antes de iniciar el juicio del caso Lesvy Berlín es un recurso de revisión de amparo, que la defensa de Jorge interpuso y que fue admitido por el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, con el expediente 259/2018, a cargo de la magistrada Silvia Estrever Escamilla.

Hasta ahora, la defensa del presunto culpable ha presentado cuatro amparos, lo que ha tenido como consecuencia que el juicio se retrase y se prevé que comience hasta los primeros meses del próximo año. Los amparos que ya fueron rechazados en tres ocasiones tienen como objetivo que Jorge no esté vinculado al delito de feminicidio agravado y que el juicio se desarrolle bajo el eje de suicidio.

Sin embargo, aunque los cuatro abogados defensores de Jorge sostiene que él es inocente y que no presenció la muerte de Lesvy, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) determinó que el sujeto era responsable de homicidio simple por no impedir la muerte de la joven.

Presunto culpable

Jorge fue novio de Lesvy por cuatro meses. En ese tiempo, vivieron una relación en la que, se presume, ya había violencia física. Así lo declaró Carlos, el amigo con el que la pareja estuvo en Ciudad Universitaria antes del asesinato. En su declaración de hechos, Carlos explicó que él había visto que Jorge golpeaba a la joven.

Mientras se resuelve el recurso de revisión del amparo, Jorge, de 30 años, es uno de los seis mil internos que están esperando una sentencia en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, luego de que el 10 de julio de 2017 fue vinculado a proceso por el delito de homicidio simple como resultado de la investigación que hizo la Procuraduría General de Justicia de la CDMX sobre el caso Lesvy Berlín, pues, según las conclusiones, él no hizo nada para evitar la muerte de su pareja de 22 años de edad.

No conforme con los resultados de la investigación y resentida con las autoridades luego de que hicieron pública información sensible de su hija, como que “no estudiaba”, “que había ido a drogarse” o que “vivía en concubinato”, Araceli Osorio comenzó una lucha en la que apenas ha librado las primeras batallas.

También puedes leer: Entre acosadores, delitos sexuales van en aumento en la CDMX

Hasta ahora la más importante “fue cambiar la línea de investigación de la muerte de mi hija, no como un suicidio, sí como un feminicidio”, dice Araceli a Chilango.

El 13 de octubre de 2017 se llevó a cabo una audiencia de apelación por el caso Lesvy Berlín Rivera Osorio, en la que el delito se reclasificó como feminicidio agravado, a pesar de que, meses antes, la PGJCDMX insistió en clasificarlo como un homicidio simple doloso por omisión.

El caso Lesvy Berlín

Su cuerpo estaba sujeto a una cabina telefónica por medio de un cable de teléfono que estaba enrollado a su cuello. El 3 de mayo de 2017 el cadáver de Lesvy Berlín Rivera Osorio fue encontrado por dos trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Una cámara de seguridad de la Facultad de Ingeniería grabó imágenes minutos antes de la muerte de Lesvy Berlín. En ellas aparece la pareja manoteando, en lo que parece ser una discusión, luego Jorge la golpea con la cadena de la mascota de Lesvy, que también los acompañaba.

Cuando Araceli Osorio vio los videos, no tuvo dudas: “Mi hija no se suicidó, sufría violencia y su agresor quería hacerle daño”, asegura.

“Imagino una audiencia última en la que esta persona sea sancionada, que se reconozca que Lesvy tenía una vocación profunda por vivir y que ella nunca tomó la decisión de privarse la vida”, dice Sayuri Román, la abogada.

Pese a la pérdida de evidencias que hubo al inicio del caso, Sayuri Román y la madre de Lesvy lograron recuperar de forma independiente más de 100 pruebas para que la quinta sala penal, integrada por la magistrada Celia Marín Sasaki y los magistrados Salvador Ávalos Sandoval y Arturo Eduardo García Salcedo, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, actuaran con perspectiva de género.

Te recomendamos: Tenemos que hablar de autonomía y violencia en la UNAM

¿Qué dicen los expertos?

Expertos en violencia de género e instituciones defensoras de los derechos humanos también han tomado una postura en el caso Lesvy Berlín. “Los feminicidios son iniciados como homicidio doloso o suicidio. No hay expertos para establecer los antecedentes de violencia que vivía Lesvy. Estamos ante un feminicidio agravado”, opinó María de la Luz Estrada, directora del Observatorio Nacional contra el Feminicidio.

“Los feminicidas le apuestan a un sistema de justicia que no actúa con perspectiva de género, el tema de justicia generalmente no ha favorecido a las mujeres y los feminicidas le apuestan a la impunidad”, indica la abogada Sayuri Román, quien espera el juicio para descargar las pruebas de un caso que todavía no se acaba de resolver. “Esta persona ha tenido todo el tiempo de hablar con la verdad, incluso si hablara con la verdad tendría la oportunidad de acceder a un procedimiento abreviado y obtener beneficios como la reducción de la condena y de la sanción”.

En tanto, Araceli Osorio espera ansiosa que, por cuarta ocasión, el amparo de Jorge para no ser juzgado como feminicida sea rechazado y así llegue el día en que el juicio al presunto culpable por fin comience y que se haga justicia en el caso Lesvy Berlín.