Venden libros de José Luis Cuevas en “mercados de pulgas”

libros de José Luis Cuevas
Fotos: Tomadas de Twitter, @mariajosecuevas.

La colección de libros de José Luis Cuevas, el pintor, dibujante, escritor, grabador, escultor e ilustrador mexicano fallecido en julio de 2017, se puede encontrar “regada en mercados de pulgas”, acusó María José Cuevas, hija del artista mexicano.

“Hoy fuimos al puesto de libros a buscar los restos de lo que fue la colección de mi papá. Él siempre tuvo la costumbre de ponerles un sello con su nombre como una forma de pertenencia y así ir formando esa extraordinaria biblioteca”, escribió María José en sus redes sociales el pasado 1 de abril.

Te recomendamos: 12 momentos de la vida de José Luis Cuevas

La hija del artista mexicano señaló que la responsable de que los libros de José Luis Cuevas hayan acabado en esos “mercados de pulgas” es Beatriz del Carmen Bazán, viuda del pintor y dibujante.

De acuerdo con la mujer, una publicación en Twitter de Rodrigo Flores Sánchez fue la que la puso al tanto de que la colección se vende en puestos de libros usados de la Ciudad de México.

Tras leer el tuit, María José Cuevas se trasladó al puesto y comprobó que venden libros de José Luis Cuevas, ya que su padre tenía la costumbre de marcar la primera hoja con un sello de su nombre.

“El vendedor del puesto nos contó que la viuda vendió libros y antigüedades a un “coyote” y este a su vez se encarga de repartirlos. Para mis hermanas y para mí nos duele en el alma nuestra historia, pero nos indigna que con esto se pierde un importante legado que era para México”, señaló.

Tras comprobar que algunos de los libros eran de la colección de su padre, la mujer decidió gastar mil pesos en 15 obras; sin embargo, dijo que no tiene la intención de recuperar todos los libros de José Luis Cuevas porque la colección “ya perdió su valor cultural al estar mutilada. Además sería casi imposible. Encontrarlos es como buscar una aguja en un pajar. Es un juego de azar”.

Me consuela pensar que de menos esos libros no se están empolvando con la viuda, ahora están viajando, cayendo en manos de personas que los sabrán apreciar”, comentó.

La colección completa de los libros de José Luis Cuevas se encontraba en un estudio ubicado en la calle Galeana, en la zona San Ángel, y era tan grande que se dividía por secciones. La idea de Cuevas era preservarla como las bibliotecas personales de la Biblioteca de México, a un lado de la Ciudadela, como la de Carlos Monsiváis por ejemplo.

Al ser cuestionada sobre dónde se pueden conseguir algunos libros de José Luis Cuevas, la hija del artista mexicano respondió que no considera conveniente compartir la ubicación, ya que, dijo, “la viuda sería capaz de comprar las obras otra vez para decir que ella no lo hizo”.

Te puede interesar: José Luis Cuevas decía que por él la Zona Rosa se llama así

José Luis Cuevas es considerado uno de los pintores, escultores y escritores mexicanos más relevantes del siglo pasado. Es recordado entre muchas cosas por su escultura “La Giganta”, una pieza de bronce que mide ocho metros, así como por ser parte de la Generación de la Ruptura, movimiento artístico de los años cincuenta que consideraba al Muralismo como una corriente anticuada y fuera de contexto.

Cuevas solía presumir que gracias a él la Zona Rosa se llamaba así, pues la veía como una combinación entre las actividades blancas durante el día, y las rojas en la noche.

Cuevas falleció a los 83 años en la Ciudad de México, el 3 de julio de 2017. La mayoría de su legado artístico y cultural quedó a nombre de su viuda, Beatriz del Carmen Bazán y desde hace años las hijas del artista han intentado recuperarlo porque lo consideran un gran aporte cultural, un patrimonio de México.

“Yo no peleo la biblioteca para mandar a hacer libreros en mi casa. Mejor que estén viajando”, concluye María José, quien aún recuerda cuando acompañaba a su padre a comprar los sellos con los que ahora se pueden reconocer los libros de José Luis Cuevas.