Caifanes hace historia en el Vive Latino

Nunca nadie nos podrá parar...

 
El Foro Sol estaba atiborrado. La plancha y las gradas estaban llenas de gente que gritaba "Caifanes, caifanes" por aquí y cantaba "Quisiera ser alcohol para evaporarme en tu interior", por allá. Esa u otra, no importaba, el chiste es que estaban emocionados por volver a participar en esa química, de la de quienes estaban en el escenario y de la de ellos.
 
El cielo ya estaba negro. Las luces del lugar dejaban ver cuerpos brincando, meneándose, aplaudiendo, coreando, abrazándose, ansiosos de tanta espera.
 
Uno a uno caminaron a sus lugares en el escenario del Vive Latino 2011: Saúl, Diego, Alejandro, Alfonso y Sabo. Gritos. Aplausos. "Caifanes, caifanes". Y ellos empezaron a tocar. 
 
"Desde aquel día me trajeron para acá, será porque no me dejaba rasurar", entonó Saúl Hernández en el tan esperado regreso de Caifanes a un escenario, todos juntos, después de 17 años de su último toquín como banda. "Será por eso" marcó su regreso.
 
 
 
Sábado. 9 de abril de  2011. 10:30 pm. Vive Latino. Caifanes. Más de 70 mil almas en el Foro Sol. Casi dos horas de concierto. Una veintena de canciones. Sin duda, un día para recordar. 
 
Con la sencillez que lo caracteriza, Saúl se dirigió al público: "Raza, Caifanes a tus pies", les dijo. Gritos. Y comenzó con el listado de éxitos aprendidos de memoria por todos los que coreábamos, a fuerza de interpretarlos en todo momento, en la peda, de camino a la escuela, en el gimnasio, en la oficina, en el microbús, en un cuarto solitario. Nadie podía perderse esta histórica velada.
34447Caifanes
Caifanes (Lul? Urdapilleta)
 
"Es difícil hablar cuando ustedes ya se robaron la palabra", dijo Saúl. Y era cierto. La voz del caifán se perdía entre los instrumentos. La gente tomó las letras de las canciones de Caifanes y las hizo suyas. Desde hace 24 años
 
"Viento", "Antes de que nos olviden", "Los dioses ocultos", "Detrás de ti", "Nubes", "Piedra" fueron coreadas a todo pulmón, a gritos, como himnos, como momentos traídos a esa noche y ese lugar, con esa banda ahí arriba, cantando con todos los que estábamos ahí, compartiéndolas.
 
Saúl no podía olvidar a Rita –"esa guerrera"–, ni a "el gran compositor" Eugenio Toussaint. Y antes de comenzar a cantar "Ayer me dijo un ave", hizo un llamado al presidente, pidió "justicia a nuestros muertos. Justicia a nuestras mujeres. Justicia y paz para los mexicanos".
34448Caifanes
Caifanes (Lul? Urdapilleta)
 
El concierto continuó con "Aquí no es así", "Miedo", "Afuera" y "Nos vamos juntos", entonces la banda dejó el escenario. Todos sabían que era una artimaña. Al final volvieron y Sabo Romo tomó el micrófono unos segundos, los necesarios para decir "El 11 de abril serán 24 años de nuestra primera tocada en Rockotitlán y me da gusto ver cómo hemos crecido. Somos un chingo". 
 
Y continuaron con "Negro cósmico", "Amanece" y "Hasta morir". Para entonces ya pasaba de la medianoche. Los aplausos no cesaban. La gente seguía brincando. Abrazándose. Las voces de todos los que lograron ocupar un lugar en el foro seguían escuchándose fuerte.
 
"Cuando ensayábamos parecían 15 minutos y no 17 años (de separación). Queremos agradecerles raza por no quitar el dedo del renglón", dijo Saúl.
 
Nadie lo hizo. 
El corte final llegó cuando comenzaron a cantar "No dejes que", "La célula que explota" y "La negra Tomasa", que no podía faltar. Antes de dejar el escenario, los cinco se juntaron en un abrazo y –entre aplausos y gritos incesantes– caminaron hasta dejarlo.
 
34449Caifanes
Caifanes (Lul? Urdapilleta)
 
El segundo día del Festival Vive Latino 2011 presentó a los Rebel Cats, Bengala, Los Pericos, La Gusana Ciega, Jarabe de Palo, Los Bunkers, Los Enanitos Verdes.  

Los Enanitos Verdes

 

Los Bunkers

Jarabe de palo

http://www.youtube.com/watch?v=L8jBKXJB–s

La Gusana Ciega

 
 

Bengala