En guerra contra los zombis

8 Lecciones de Max Brooks

La Guerra Mundial Z –World War Z (WWZ) por su nombre en inglés– es un libro escrito en 2006 por Max Brooks, famoso por haber revitalizado al género zombi en la literatura. Hijo del comediante Mel Brooks y de la actriz ya fallecida Anne Bancroft, Max nació en Nueva York y empezó su carrera escribiendo guiones para el popular programa Saturday Night Live, después escribió la Guía de supervivencia zombi, preámbulo a su más famosa novela.

WWZ no es solamente una novela sobre zombis, es un estudio sobre la geopolítica llevada al extremo. El libro está contado desde el punto de vista de un agente de las Naciones Unidas y es una recopilación de testimonios de los actores y sobrevivientes de la guerra.

Basado libremente en el libro sobre la Segunda Guerra Mundial The Good War, del escritor Studs Terkel, escrito de la misma manera: con declaraciones de gente que sobrevivió a la guerra. También, por supuesto, se inspiró en las películas de George A Romero, como Night of the Living Dead, Dawn of the Dead y Day of the Dead.

WWZ fue adaptada al cine por Plan B, la productora de Brad Pitt, quien compró los derechos del libro por un millón de dólares.

Después de la introducción al mundo de la Guerra Mundial contra los zombis, toca descubrir qué lecciones nos ha dejado WWZ.

Veamos algunos ejemplos:

1. Los zombis no discriminan razas, religiones, sexos ni posiciones económicas, son verdaderamente demócratas e incluyentes.

2. Ante un apocalipsis zombi hay que cuidarse más de nuestros vecinos que de los propios monstruos; por lo tanto, hay que tener a la vista machete, cuchillo cebollero y bat de béisbol.

3. Nunca se deben hacer transplantes de órganos sin conocer al donante. No sabemos si ese corazón que se ha conseguido en el mercado negro haya sido infectado de alguna manera, tampoco si esas córneas, riñones o piel también están contaminados. Si no se confirma, favor de tener una Desert Eagle a la mano.

4. China es un gran laboratorio sociológico: enfermedades contagiosas como el SARS y la gripe aviar se originaron ahí. Las empresas de alta tecnología como Apple, Microsoft, Sony, dependen de Foxconn, el ensamblador de gran parte de los gadgets del mundo. Además, es un gran consumidor mundial y una súper potencia. También de ahí se puede generar una nueva epidemia. Y, debido al gran intercambio de productos y servicios, nos puede llegar a todos. Por supuesto, es literatura…, ¿o no?

5. ¿Escuchas noticias de ataques de canibalismo en las que se culpa a una extraña droga callejera?, ¿policías que publican fantasías en donde quieren devorar personas?, ¿documentales de asesinos seriales que beben la sangre de sus víctimas? ¿Signos del apocalipsis zombi? No, son exageraciones de los medios, ¿verdad? ¿VERDAD?

6. ¿Cómo sobrevivir ante un apocalipsis zombie? Migrando hacia las partes del mundo donde haga mucho frío: Canadá, Groenlandia, Siberia, sólo que ve muy bien arropado, no sea que la hipotermia te vaya a afectar y termines congelado, como zombi.

7. Estar aislado del mundo, con bloqueos comerciales, migración restringida y regímenes poco democráticos si funciona en una hecatombe zombi. Cuba y Corea del Norte fueron los países a los que mejor les fue. Incluso se invirtieron los papeles, ahora son ellos quienes reciben refugiados y capitales. Ni la Revolución lo hubiera soñado.

8. ¿Y en México? Las pirámides mayas y aztecas serán fortalezas. El nombre actual de México: Aztlán. La invasión zombi nos llevará a los antiguos castillos, y sólo el ejército de Estados Unidos nos ayudaría a recuperar nuestro territorio (a Canadá también los socorrieron, para que no digan). Habría incluso una batalla en Yucatán: la batalla de Kukulcan ¿Futurista?

58773World War Z
World War Z (Paramount)