Chapela explora tiempo, materia y espacio en Laboratorio Arte Alameda

En la muestra ‘En el tiempo de la rosa no envejece el jardinero’, Emilio Chapela invita al público a explorar nuevas formas de relacionarnos con el tiempo, redescubrir el planeta y reorientar nuestra posición en el universo, más allá del rigor de los horarios

Emilio Chapela
Foto: Cortesía Laboratorio Arte Alameda

Emilio Chapela piensa el universo desde el cráter de un volcán. Sabe que el tiempo no es único ni lineal. La piedra, el río, la montaña y las estrellas se lo corroboran. El beat de su corazón, su respiración y la interacción con la naturaleza le permiten encontrarse a sí mismo, en el aquí y el ahora.

Su cuerpo es el vehículo. Su ritmo cardiaco y su respiración marcan la pauta de los distintos tiempos y espacios que habita.

En el Laboratorio Arte Alameda, Emilio Chapela expone ‘En el tiempo de la rosa no envejece el jardinero’, muestra individual que plantea la abstracción de los conceptos tiempo-materia-espacio, a través de videos, instalaciones, esculturas y arte objeto.

También te puede interesar: “Restablecer Memorias” de Ai Weiwei en el MUAC

La ciencia en general y la astronomía en particular sustentan el discurso de Chapela, quien busca ‘reconciliarse’ con sus distintos tiempos: “reconciliarnos con el tiempo de nuestras bacterias en el estómago, reconciliarnos con el tiempo del movimiento de los planetas… Antes pensaba que era solo el tiempo del reloj, pero vivimos en una negociación constante con muchos otros tiempos”.

Emilio Chapela
Fotos: CHG

Emilio Chapela inició este proyecto hace tres años, durante su estancia en los observatorios astronómicos del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, en el volcán Sierra Negra, en Puebla; también grabó el cauce del río Usumacinta en su paso por Tabasco y Chiapas y en el volcán Iztaccíhuatl, sitios donde vinculó ciencia y naturaleza.

“Me enloqueció estar en la punta de un volcán. Además de explorar el telescopio, tomé el pulso del volcán, el clima, la nieve, el lugar en condiciones extremas. De ahí surgen los proyectos para colaborar con las nubes, el volcán, la naturaleza, la montaña, el mismo diálogo con el ser humano. Esto provocó una negociación del proyecto”, comentó el artista.

Para el curador José Luis Barrios, Emilio Chapela es “neo renacentista”, porque trabaja con la ciencia y no con la tecnología, porque mantiene una relación cifrada con la astronomía y porque representa, con su obra, la complejidad estética y poética de esta disciplina. “El universo de la exposición es la astronomía y el tema es la forma en que se mide el tiempo, abismado o infinito”.

La directora del Laboratorio de Arte Alameda, Lucía San Román destacó la relación del artista (del cuerpo del artista) con la obra y su vinculación con la arquitectura, la ciencia y la filosofía; así como la creación de seis piezas planeadas específicamente para los espacios del Laboratorio.

También lee: “Brassaï: el ojo de París”

Durante la presentación de la muestra, San Román resaltó que el ábside del antiguo Convento de San Diego se ha empleado por primera vez en su totalidad para proyectar la pieza ‘En la memoria del volcán nunca mueren las estrellas’, video del ascenso del artista hacia la cima del Iztaccíhuatl, en el que plantea la medición de la relación Tiempo – Fuerza, con audio multicanal.

Otra relación, la del Tiempo – Movimiento, se logra en la pieza ‘Aquí en el Polo no hay cómo saber la hora’, obra que busca abstraer la primera medida del tiempo, a través del recorrido de la luz en una serie de focos sobre una estructura de madera. La instalación refiere el movimiento del sol y el principio de los usos horarios.

Tiempo – Masa es una relación explorada en la pieza ‘Leche de Hera’, instalación que enfatiza el valor de la densidad material a través de diversos materiales (piedra, acero, cristal, hierro) y la exploración de un universo estático y otro en movimiento.

Con ‘En tiempos de la rosa no envejece el jardinero’, Emilio Chapela invita a “reconciliarnos con nuestros ciclos, a redescubrir el planeta” y a reorientar nuestras percepciones sobre elementos tan básicos y poéticos como un rayo de luz, la dureza de una piedra y el latido de nuestro corazón.

Claves de la exposición de Emilio Chapela

  • Un total de 13 obras y 10 videos conforman la muestra de Chapela en el Laboratorio de Arte Alameda, en exhibición del 27 de abril al 14 de julio.
  • El título de la exposición ‘En el tiempo de la rosa no envejece el jardinero’ es una alegoría del barroco para referir distintas percepciones del tiempo, ‘del mismo modo que el jardinero no logrará ver a las montañas crecer…’
  • Un video de la expo fue grabado durante los días en que el gran telescopio milimétrico del Observatorio de Puebla participaba en el proyecto que logró captar la primera imagen de un agujero negro.

“En el tiempo de la rosa no envejece el jardinero”

Dónde: Laboratorio Arte Alameda (Calle Dr Mora 7, Col. Centro)

Cuándo: Hasta el 14 de julio, de 9:00–17:00

Cuánto: $35