Diez años de cultura digeridos por una ballena

Una instalación multimedia protagonizada por los restos de la ballena Keiko, creada por Biquini Wax EPS, se expone en el Palais de Tokyo, en París, hasta septiembre de 2019.

Biquini Wax EPS
Foto: Cortesía Biquini Wax EPS

Como parte de la muestra colectiva City Prince/sses, en el Palais de Tokyo, en París, el colectivo de artistas, Biquini Wax EPS, expone la obra Sa la na, a yuum, iasis/laissez faire-laissez passer, que alude a la liberación económica de México durante el periodo 1986-1996, a partir de un personaje emblemático de esa época: la orca Keiko.

Con la curaduría de Hugo Vitrani, la exposición fue pensada a partir de las expresiones culturales, políticas y sociales de cinco metrópolis: Dhaka, Lagos, Manila, Ciudad de México y Teherán, reinterpretadas como ciudades “imaginarias, múltiples, complejas, sin fronteras, desordenadas, asombrosas y creativas: un laboratorio impredecible, que siempre está en movimiento y se está (re) construyendo”, según indica la descripción de la muestra.

Al respecto, los integrantes de Biquini Wax EPS hablan sobre la expo en París, su pieza, el capitalismo y sus proyectos presentes y futuros.

También puedes leer: Herbario Medicinal del IMSS, un lugar que parece detenido en el tiempo

¿Cómo describirían la pieza expuesta en Palais de Tokio?

Sa la na, a yuum, iasis/laissez faire-laissez passer es una instalación multimedia que produjimos para la exposición Prince/sse/s des villes que se encuentra en el Palais de Tokio, en París, hasta septiembre de 2019. La obra está concebida como una alegoría paródica de la liberalización económica de México entre 1986 y 1996. Aquí, la anatomía de Keiko, la primera ballena asesina superestrella –sí, la de Reino Aventura y Free Willy– funciona como el contenedor de un ambiente digestivo de la cultura material urbana de ese período. De modo que, los ideales de libertad depositados en la ballena son una metáfora del tránsito mexicano de una economía en cautiverio hacia una liberada.

La instalación en Palais de Tokyo está compuesta por una réplica en fibra de vidrio de una orca de 7 metros de largo, similar al tamaño real de Keiko. Desde su interior y a través de sus costillas brotan una serie de esculturas realizadas con foamy moldeable agrupada en 10 subconjuntos que hacen referencia a los 10 años que la ballena residió en México. Los objetos remiten a figuras de consumo televisivo, un medio que convirtió a Keiko en Willy, un producto de exportación e ideal de libertad capitalista. La instalación incluye un video de dos canales. En uno de ellos Keiko, interpretado con una máscara diseñada en Snapchat, realiza una entrevista consigo mismo en lenguaje cetáceo. El otro canal muestra escenas icónicas de Free Willy, la película de Hollywood que lanzó a la ballena asesina al estrellato global.

Biquini Wax EPS
Foto: Cortesía Biquini Wax EPS

¿Dónde elaboró Biquini Wax EPS la pieza, de qué está hecha, cómo fue el montaje?

Todos se fabricó en la Ciudad de México. Está hecha de unicel, fibra de vidrio y foamy moldeable. El montaje fue un caos y una sorpresa porque nunca habíamos podido ver todos los elementos ensamblados. La producción se realizó en paralelo: la maquila de foamy y el video en la casa, mientras la ballena avanzaba en un taller especial. Todo se fue directo a Francia. La mayoría de nosotros pudimos estar presentes durante el montaje y contamos con la distinguida colaboración del maestrazo irak morales. Eso nos hizo salir adelante.

También te puede interesar: Descubre la arquitectura e historia del MUNAL con sus nuevas salas

Keiko es parte de una colectiva, ¿de qué va toda la muestra?

Princesas y príncipes de las ciudades incluye a artistas visuales, diseñadores, grafiteros, tatuadores, músicos y reativos de cinco ciudades del mundo: Manila, Dhaka, Teherán y Ciudad de México. La exposición no está dividida por agrupaciones geográficas. En palabras del museo: “se presenta como una ciudad imaginaria, múltiple y compleja, sin fronteras, desordenada, asombrosa y creativa: un laboratorio impredecible, que siempre está en movimiento y se está (re) construyendo”. Fue una oportunidad para encontrar resonancias interesantes de lo que hacemos en Biquini Wax EPS con lo que llevaron artistas de otras latitudes.

¿Qué le depara al sistema capitalista?

Por el bien de todas las existencias en este universo (y en los universos paralelos), algún día se tiene que acabar.

Biquini Wax EPS
Foto: Cortesía Biquini Wax EPS

Integrantes / colaboradores que integran Biquini Wax EPS

Para la pieza de Keiko colaboraron muchas manos y neuronas: las de Paloma Contreras Lomas, Cristóbal Gracia, Alejandro Palomino, irak morales, Bernardo Núñez Magdaleno, Gustavo Cruz, Neil Mauricio Andrade, Natalia de la Rosa, Gerardo Contreras, Israel Urmeer, Daniel Aguilar Ruvalcaba, Roselin Rodríguez, Josué Mejía, José Rodolfo Morales, Plastimono Paco Aguilar y Antonio Carrasco.

Planes, proyectos en puerta…

Ahora contamos con servicios de cibercafé de estudios subcríticos. Pronto con un museo de la extinción, del artista tijuanense Andrew Roberts u otra instalación delirante. Y claro, muchas cosas hermosas que van a ir saliendo, entre ellas, se está por iniciar una programación de un año apoyada por el Prince Claus Fund.

¿Qué significan las siglas EPS?

El encuentro con estas siglas se lo debemos a un artista, crítico y gestor peruano con quien algunas personas de Biquini Wax EPS tomamos clases en 2016. Las letras E, P, S pueden describir el tipo de trabajo que realizamos y cómo nos entendemos colectivamente: Espacio de Producción Sensible, Exposiciones Por Segundo, Empresa Patafísica Sexy, etcétera.

Cortesía: Biquini Wax EPS