Nunca nos vamos a cansar de que haya nuevas opciones de mariscos en la ciudad. Incluso se agradece que nos traigan un cachito de playa a esta caótica y bella metrópoli. Mariola es el nuevo chico de la cuadra con platillos que saciarán tus ganas de sol, arena y playa.

Lo chido de Mariola

La comida tiene una influencia guerrerense, de Barra Vieja (Acapulco) para ser exactos. Por eso encontrarás pescadillas ($60), camaronillas ($70), mojarras fritas ($180), picaditas de camarón ($95),  ostiones ($110-$230) y almejas. Pero también tienen el factor chilango y de otros lados para tener una carta bastante variada.

Mariola
Foto: Michelle Sanmiguel

Si tienes antojo de filetes rebozados, tostadas o de aguachile negro/verde de camarón, atún o campechano, aquí lo puedes encontrar. Tampoco falta el clásico coctel de camarón, el ceviche de pescado, los camarones y filetes al gusto.

Para acompañar, éntrale a la Mariolada, una chela de 1 litro con un preparado de salsas, clamato, camarones, ostiones escarchada con chamoy y piquín. También hay chela nacionales y artesanales. La buena noticia es que los martes y jueves tienen 2×1 en cerveza de barril. Los miércoles y viernes, las margaritas y los mojitos también está al 2×1.

Lo chafa de Mariola

El lugar apenas tiene seis meses de vida y quizá por eso hay algunas fallas en los platillos. Los camarones cotija cubiertos de queso cotija con guacamole y arroz pueden parecer muy salados si los comes solos.

Foto: Michelle Sanmiguel

Otro platillo que no dio el ancho fueron los tacos de pulpo, el sabor no era malo pero el pulpo no estaba bien preparado y fue un poco difícil masticarlo y tragarlo.

Lo inolvidable de Mariola

Hay varias joyitas que nos harán regresar a Mariola, como sus camarones al coco empanizados con una rica y acidita salsa de mango. Puedes acompañarlos con una de sus bebidas emblemáticas: la Mariola de Noche con tequila, jugo de naranja y piña y curazao.

Foto: Michelle Sanmiguel

Otra cosa chidita de Mariola es el lugar, sus mesas y su ambiente es relajado, perfecto para que la plática y los tragos fluyan. Una ventaja es que el aforo es de 50 personas, así que en ningún momento te sentirás engentado ni aturdido por el ruido del establecimiento.

¿Qué pedir en Mariola?

Depende mucho del marisco que te guste, pero los camarones al coco son de las mejores opciones. Tip: puedes pedir mitad de unos y mitad de otros. En Mariola quieren que los clientes coman rico y pasen un buen rato, así que si quieres alguna modificación en tu platillo y ellos tienen con qué hacerla, están en la mejor disposición de consentirte.

Foto: Michelle Sanmiguel

Para que finalices con broche de oro, no olvides pedir un postre. El pan de elote está chabocho, lo acompañan con una bola de helado y lo bañan con chocolate, cajeta o leche condensada.

¿Se te hizo agua la boca? Checa este otro restaurante de mariscos para chuparse los dedos:

Mariola

Dónde: Río Lerma 130, Cuauhtémoc
Cuándo: lunes a miércoles 11:00-20:00, jueves y viernes 11:00-22:30, sábado y domingo 11:00-19:00
Cuánto: $220

Te recomendamos: La Red Marisquería y Pizzería, pura delicia y buena onda en la Santa María