La Casa de los Lechoncitos al Horno🐷: los mejores tacos y tortas de lechón 😍

Lechón y pollo al horno, en taquito o torta: el paraíso.

La Casa de los Lechoncitos al Horno
Foto: Paola Alín

Es viernes y desde las 10:30 de la mañana en punto llegan los primeros clientes a La Casa de los Lechoncitos al Horno, en la Narvarte. Y no es casualidad, en este restaurantito se sirven —desde hace más de 50 años— deliciosos y perfectos tacos y tortas de lechón, también hay campechanos espolvoreados con trocitos de chicharrón y un caldo de frijoles de la olla con carne que te rescatarán de la cruda y hasta de cualquier mal del corazón.

Lechón sin culpa en La Casa de los Lechoncitos al Horno

Foto: Paola Alín

Pero además de sus ricuras, La Casa de los Lechoncitos al Horno esconde una historia de familia, dedicación y amor por la cocina. Hace 53 años, don Armando López dejó el pueblo que lo vio nacer (Amatepec, Estado de México) para aventurarse a buscar trabajo en el entonces Distrito Federal. Llegó a trabajar a La Casa de los Lechoncitos al Horno, donde aprendió a preparar los lechones. Pero 13 años después, el dueño del restaurante decidió cerrarlo, así que don Armando lo compró y rescató.

La Casa de los Lechoncitos al Horno
Foto: Paola Alín

Cuando el restaurante pasó a ser propiedad de su familia, don Armando le cambió el sazón a los lechones, el cual permanece hasta la fecha; y metió el pollo al horno a la carta. Ahora, basta con acercarse al lugar para que el olor a puerco confitado despierte las papìlas gustativas.

Foto: Paola Alín

Para don Armando, el éxito de su negocio es “más que nada el tiempo que ya tenemos aquí (en la Narvarte), además de atender bien a las personas, tratar de tener el lugar lo más limpio posible y pues conservar el sazón de la carne”. 😍

Foto: Paola Alín

Qué pedir en La Casa de los Lechoncitos al Horno

Todo depende de qué se te antoje. Si quieres comer tranquilamente unos tacos de lechón, llega tempranito, con el plus de que seguro te encontrarás a don Armando quien, junto con su hijo, atiende personalmente a los comensales que llegan al lugar.

Foto: Paola Alín

Te sugerimos pedir un taco de lechón y otro campechano. ¿Te gusta el picor moderado? Entonces prueba la salsa verde; si te gustan las salsas que te hacen ver estrellitas, éntrale a la roja.

Foto: Paola Alín

Los fines de semana venden suculentos chamorros y, en caso de que vayas con amigos y familia, también pueden pedir una cazuela, que tiene un kilo de carne, tortillas, chicharrón, frijoles, salsa y tostaditas, en una cazuela de barro.

El menú es muy breve, pero te garantizamos que lo que sea que pidas, te encantará. ¡Buen provecho!

La Casa de los Lechoncitos al Horno

Dónde: Pedro Romero de Terreros 1153-A, Narvarte Poniente.
Cuándo: Miér-lun de 10:30 a 18:00
Cuánto: $100 – $200