Se quedan sin agua en el centro de la CDMX

Las denuncias por escasez de agua en la CDMX aumentaron 50% en lo que va del año: Sacmex

Ocurrió hace 9 años, durante la crisis de influenza en la ciudad. Fue el primer día en que los vecinos de la colonia Cuauhtémoc notaron que el agua no brotaba de los grifos cuando abrían la llave. En aquel entonces fue algo poco común; hoy la escasez de agua la padecen todos los días.

Lo que antes era un fenómeno que sólo padecían colonias de Iztapalapa o Chimalhuacán, siempre en la periferia de la ciudad, hoy es la constante también en las colonias Centro, Cuauhtémoc, Tabacalera, Juárez, Narvarte, Del Valle… Cientos, miles de vecinos, se quedan sin agua. De acuerdo con autoridades, la escasez de agua en la CDMX se ha recrudecido en este año por fallas en las redes de suministro.

En la colonia Cuauhtémoc hay quienes gastan entre $5,000 y $40,000 mensuales en la compra de pipas. Desarrollos inmobiliarios, edificios de oficinas y restaurantes son los más afectados en los alrededores de Paseo de la Reforma.

«La gente cree que por nuestra ubicación no padecemos escasez de agua, pero estamos igual que la Roma o la Doctores; es un problema generalizado que se empezó a ver en 2017, pero este año se ha vuelto insostenible, es como si no tuviéramos el servicio», dice José Luis Cruz, representante del Comité Ciudadano de la colonia Cuauhtémoc.

Te puede interesar: Condonarán multas de tenencia, predial y otros servicios

«Dos o tres veces por semana puedes ver que en las noches hay pipas de hasta 30,000 litros que surten a hoteles y empresas de la zona, a los establecimientos mercantiles y a los vecinos. Ya es muy oneroso para quienes estamos aquí, nos sentimos hartos porque es dinero que no tendríamos qué gastar si de todas formas pagamos por un servicio» dice.

Lo que saben es que la escasez de agua en la CDMX se debe a problemas con el Cutzamala o a fallas eléctricas causadas por fuertes vientos que dejaron vacío al pozo de Dolores que surte a las colonias Cuauhtémoc, Juárez, Santa María la Ribera, San Rafael y Tabacalera. Las causas son conocidas, pero las soluciones siguen sin aparecer.

Crecen denuncias por escasez de agua en la CDMX

Las quejas por falta de agua han aumentado 50 % en lo que va del año, dijo Ramón Aguirre, el titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), en entrevista con Chilango.

Dice estar consciente de que hay fallas en la red que este año han agravado la escasez de agua en la CDMX, pero aclara que la demora en resolver se debe a cuestiones económicas. Asegura que el sistema necesita el doble del presupuesto actual, es decir, 5,500 millones de pesos anuales para hacer cambios sustanciales y mejorar las infraestructuras.

Además de las vías institucionales, la redes sociales se han desbordado en denuncias. Colonos y administradores de cuentas vecinales han empezado a documentar el aumento en las quejas, pues a través de sus plataformas han contribuido a hacer visible el problema, organizar reportes ante las autoridades y canalizar solicitudes de pipas.

Las colonias Roma, Narvarte e Hipódromo Condesa también viven del tandeo. David Mínguez, vecino y administrador de la cuenta @LaRomaDF (con 613 mil seguidores en Twitter), menciona que nunca había visto un pico tan alto de quejas por escasez de agua en la CDMX como en lo que va del año.

«Era normal cuando anunciaban mantenimiento en el Cutzamala, pero no pasaba de una semana. Eran temporadas muy definidas y hoy los vecinos denuncian desde que la presión es muy baja hasta que no tienen ni gota de agua. Lo desconcertante para todos es el silencio de las autoridades: te dan números de folios y nada más, no pasa de ahí», cuenta.

Te puede interesar: Turistea en la Línea 7 del Metrobús

Mínguez agrega que la Roma Sur es la parte de la colonia más afectada por la escasez de agua y es común ver pipas entre las calles, a personas haciendo fila en las tomas para llevar líquido a sus casas en garrafones y cubetas, o a vecinos bañándose en los gimnasios porque son de los pocos espacios con agua.

En esa misma situación están en Hipódromo Condesa, dice Yannina, vecina. Menciona que, además de la escasez de agua, hay otro conflicto: las personas no quieren pagar por pipas, pues la mayoría son arrendatarios y algunos de ellos, estudiantes, para quienes los gastos extra son impensables.

«Yo trabajo en mi casa y tampoco puedo comprar sola una pipa para todo el edificio. Me he tenido que arreglar con botes, cubetas y hasta ollas. Saqué todos mis utensilios para llenarlos de agua. No estábamos preparados, nadie nos dijo y nadie nos dice cuánto va a durar esta situación» señala.

La Narvarte Poniente es otra colonia de las más afectadas. El aumento en las construcciones ha vuelto constante la escasez de agua, comenta Rodolfo González-Ortega, habitante y administrador de la cuenta vecinal @Narvarte_, con más de 49 mil seguidores en Twitter.

«De por sí estamos viviendo la baja en el suministro y se siguen autorizando desarrollos. Las construcciones se están llevando el agua, tienen bombas más potentes que no compiten con las de los hogares que tienen instalaciones antiguas. Además hay edificios que tienen albercas, es incoherente si vemos que en otras casas el líquido cae por tandeo».

González-Ortega teme que en las próximas semanas la escasez de agua se agrave, pues inicia la temporada de calor y con ella la disminución histórica en el suministro.

¿Y cuáles son las causas de la escasez de agua en la CDMX?

Para Ramón Aguirre, director de Sacmex, las fallas que han ocasionado escasez de agua en la CDMX son normales, pues responden a la antigüedad de la infraestructura; lo que no es común, dice, es que hayan ocurrido varios desperfectos al mismo tiempo.

«Tuvimos trabajos de rehabilitación de pozos en Chiconautla y no hubo servicio en zonas de Venustiano Carranza; por un problema de descalibración de válvulas, se afectó el servicio en Álvaro Obregón; se presentaron lluvias con descargas eléctricas en Lerma que bajaron el suministro para la ciudad y afectó a 300 mil personas, principalmente en Benito Juárez y Cuauhtémoc, mientras que un problema de interrupción de energía eléctrica nos afectó Tlalpan e Iztapalapa», comentó.

Tan sólo si falla un pozo en la Ciudad de México se afectan alrededor de 5,000 viviendas o 20,000 personas en promedio «y, al no contar con mayor presupuesto, las soluciones técnicas son más lentas», dice.

Te puede interesar: Estas son las nuevas rutas de los camiones en Reforma

De acuerdo con vecinos y autoridades, el aumento de construcciones de oficinas y desarrollos inmobiliarios, principalmente en las delegaciones del centro de la ciudad, son factor para la disminución del líquido y, en el caso de las nuevas construcciones, se han documentado errores en los diámetros de las tomas, los cuales provocan una menor presión y acceso al agua, por eso los nuevos edificios también recurren a pipas.

«Vamos a revisar caso por caso, nos estamos concentrando en resolver el problema de la red; junto con las delegaciones, se va a seguir apoyando los casos más delicados con el suministro de pipas», comentó el titular de Sacmex.