Si me divorcio, ¿qué pasa con el crédito hipotecario conyugal?

Lo primordial es llegar a un acuerdo

¿Qué pasa con el crédito hipotecario conyugal si me divorcio?
Foto: Shutterstock

¿Contrataron un crédito hipotecario conyugal y su mamá dijo que siempre ya no? ¡No entres en pánico! Mejor checa qué es lo que pasará con los bienes mancomunados en caso de que te divorcies de tu pareja.

Sarah Jessica Parker Hbo GIF by Divorce - Find & Share on GIPHY

Cuando se acaba el amor y llega la separación hay un tema que la mayoría de las parejas en proceso de divorcio tienen que enfrentar: la separación de bienes.

Ana Ruiz Velázquez, abogada especialista en materia familiar, explicó que prácticamente 80% de los divorcios tienen este tipo de situaciones y deben llegar a un acuerdo para dividir todo de manera satisfactoria.

¿Qué debo hacer con un crédito hipotecario conyugal si me divorcio?

Es importante que tomes en cuenta que cuando se firma un crédito hipotecario el que aporte más dinero será considerado como el acreditado y su pareja como el coacreditado; sin embargo, ambos tendrán las mismas responsabilidades y beneficios, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Cuando existe una separación y los involucrados no llegan a un acuerdo, después del divorcio se realiza un proceso llamado «Incidentes de liquidación de sociedad conyugal», que básicamente consiste en rematar la propiedad y dividir lo que se obtenga entre las dos partes.

Pero ojo, si la propiedad continúa hipotecada no podrá dividirse hasta que se liquide totalmente la deuda, pues al estar hipotecada prácticamente la propiedad le pertenece a un tercero. Al final del pago la pareja será dueña del inmueble a partes iguales.

Si la relación llegó a su fin lo importante es llegar a un acuerdo sobre el crédito hipotecario conyugal. Las instituciones financieras ofrecen varias alternativas, como un ajuste en el plan de pagos o dejar un único dueño realizando la sustitución de deudor para que sólo una persona resulte como acreditada.

Recuerda que en cuanto decidas separarte lo primordial es acudir a la institución para realizar los ajustes necesarios. Aunque exista un acreditado principal, la deuda es de los dos y, en caso de que la institución decida demandarlos por falta de pago, los demandará a los dos.

También te puede interesar: El amor no se compra, pero tiene un expendio en el Mercado de Sonora

Con información de Propiedades.com