6 momentos de Stranger Things que lo hacen insuperable

Re enamórate de la serie con estos momentos

mejores momentos de stranger things
Foto: Netflix

No hay duda de que Stranger Things es de las mejores series de los últimos años. No solo por su ritmo y atmósfera que te atrapan al instante, sino por sus personajes entrañables y todos los homenajes y referencias al Hollywood de los 80. Por eso, te dejamos los mejores momentos de Stranger Things.

A partir de este año, el 06 de noviembre se festeja el #StrangerThingsDay y no podemos estar más felices por eso. Sobre todo, porque la tercera temporada se siente cada vez más cerca. Pero mientras esperamos a que salgan más detalles o un primer tráiler, repasemos los mejores momentos de Stranger Things.

Te recomendamos: Steve y un nuevo personaje en el adelanto de Stranger Things

Los mejores momentos de Stranger Things

1. La desaparición de Will

El #StrangerThingsDay sucede justo el día que Will Byers desapareció. Era la noche del 6 de noviembre de 1983, cuando Will regresa a casa en su bicicleta luego de pasar el día con sus amigos jugando Calabozos y Dragones. Tal y como salido del juego, una criatura extraña (Demogorgon) ataca a Will y da inicio a toda esta aventura.

2. Eleven y sus poderes

Eleven nos impactó a todos con su fuerza, lealtad y poderes. Ella no solo tiene grandes habilidades relacionadas con el Mundo del Revés, sino que también tiene una amplia gama de poderes psíquicos.

Es por eso que uno de los mejores momentos de Stranger Things es cuando ella eleva y voltea una camioneta usando telequinesis. Todo esto en un momento que es un claro homenaje a E.T. El Extraterrestre de Steven Spielberg.

3. Ouija con luces navideñas

A todos nos impactó saber que Will está atrapado en el Mundo del Revés. Sin embargo, uno de los mejores momentos de Stranger Things es cuando Will hizo contacto con su madre a través de luces de Navidad. Así es como Joyce descubre que su hijo efectivamente está vivo.

Esta escena se volvió tan icónica que todos inmediatamente quisieron comprar luces navideñas y pintar un abecedario en sus paredes.

4. Rebelde sin causa

Desde que comenzó a buscar a su madre, hasta su viaje a Illinois para conocer a su “hermana”, Eleven pasó por toda una etapa de adolescente rebelde. No solo desobedeció por completo a Hopper, quien actúa como su padre, sino que tenemos un cambio de look muy radical.

Uno de los episodios que más conflicto causó fue el de “La Hermana Perdida”. En este, Eleven encuentra a Kali, quien también fue sometida a experimentos y tiene poderes. A pesar de las críticas, es gracias a este episodio que tenemos uno de los mejores momentos de Stranger Things y es ver a Eleven con ese estilo punk-gótico.

5. Papá Steve al rescate

 

Todos odiábamos a Steve Harrington en la primera temporada; sin embargo, nuestros sentimientos por él cambiaron por completo en la segunda. En vez de preocuparse por su cabello perfecto o por su popularidad, Steve comenzó a preocuparse por los demás y nos regaló uno de los mejores momentos de Stranger Things.

Steve descubrió que tiene una gran química con Dustin y comienza a actuar como un hermano mayor para él. No solo trata de defenderlo y protegerlo, sino que lo acompaña en todas sus decisiones alocadas y le da consejos de amor y lo ayuda a tener un cabello espectacular.

6. El verdadero héroe

Con sus chistes incomprendidos, muchos tardaron en amar a Bob Newby, el novio de Joyce. Sin embargo, es claro que lo que sentía por ella era muy fuerte y que también le tenía un enorme cariño a sus hijos. Por eso uno de los mejores momentos de Stranger Things —y también de los más tristes— es la muerte de este personaje.

Bob quiso ser un héroe para todos al restablecer la electricidad en el Laboratorio de Hawkins. Sin embargo, no podíamos tener un final feliz y el personaje fue atrapado y asesinado por Demo-perros. Todavía nos dueles, Bob.

También lee: Eleven protagoniza el avance de Godzilla King of the Monsters