Hoy la atención de la industria del cine en México no la tienen los Premios Óscar sino el triste fallecimiento del gran cineasta mexicano Jaime Humberto Hermosillo.

El director de películas como La pasión según Berenice, La verdadera vocación de Magdalena, De noche vienes, falleció este lunes a los 77 años, según lo confirmó Alejandra Frausto, secretaria de cultura del Gobierno de México, a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo la Secretaria dio a conocer que ya instruyeal Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) y la Cineteca Nacional para que preparen un homenaje al cineasta mexicano.

Nacido el 22 de enero de 1942 en Aguascalientes, Jaime Humberto Hermosillo se distinguió como uno de los directores más arriesgados e irreverentes de la cinematografía nacional. Su formación se dio en la Ciudad de México, en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), donde elaboró sus primeros cortometrajes, donde mostró por primera vez el mensaje que vimos a través de toda su obra: su el señalamiento a la doble moral.

Posteriormente debutó en cine con La verdadera vocación de Magdalena en 1972, y algunas de sus cintas más representativas son Doña Herlinda y su hijo (1985), Intimidades de un cuarto de baño (1991), La tarea prohibida (1992), De noche vienes, Esmeralda (1997), Ausencia (2003), Dos auroras (2005), Rencor (2006), Juventud (2010) y Un buen sabor de boca (2017).

Jaime Huberto Hermosillo se convirtió en referente obligado para el análisis de la conducta social del mexicano contemporáneo. A pesar de entregar la mayor parte de su obra fílmica durante el siglo pasado, su legado se mantiene como pieza vigente dentro de la creatividad y transgresión en el cine.