Se vienen las vacaciones de verano y sin duda, un helado nunca está de más. Con el paso del tiempo, las heladerías se han convertido en puntos de encuentro para primeras citas, reuniones con amigos, tardes con la familia o simplemente para refrescarse durante la temporada de calor en la CDMX.

No existe certeza de cuándo y dónde surge el helado, algunos hablan de China como el precursor de este delicioso postre, mientras otros lo consideran un invento de la Antigua Roma.

De lo que sí estamos seguros es de que la capital chilanga es hogar de algunas de las heladerías con más historia del país. Aquí te platicamos de algunas de ellas.


La Especial de París

Este pequeño e icónico lugar ubicado en la colonia San Rafael tiene poco más de 100 años ofreciendo algunos de los helados más ricos de la CDMX. Fue en 1921 cuando, con tan solo un carrito con tres sabores de helados, la aventura de La Especial comenzó.

Domingo Lozada, fundador de esta heladería, aprendió a hacer esta delicia helada de la mano de una pareja de italianos. Con los años, el lugar fue creciendo y ganando popularidad sobre todo por su helado artesanal de vainilla, recibiendo en su local a artistas, celebridades y hasta presidentes.

La Especial ganó popularidad cuando en su año de inauguración el poeta Salvador Novo la mencionó en su libro “La nueva grandeza mexicana” como uno de los mejores lugares para disfrutar de este postre. No te quedes sin disfrutar de un rico helado de chocolate, jengibre, mate y hasta tabaco, en este rinconcito lleno de historias.

Dónde: Insurgentes Centro 117-B, San Rafael, Cuauhtémoc, 06470 Ciudad de México.

Horario: 12:00 a 20:30 hrs.

Checa también: Un recorrido por las panaderías más antiguas de la CDMX que siguen operando


Chiandoni

Esta heladería italiana que parece haberse detenido en el tiempo, abrió sus puertas al público capitalino en 1939 cuando su dueño Pietro Chiandoni, quien era heladero de día y boxeador por las noches, estableció el primer local en la colonia Roma.

Desde ese entonces, tanto su decorado como sus recetas se han mantenido idénticas. Generación tras generación ha llegado a este lugar para disfrutar de una rica bola de helado cremoso en su tradicional recipiente metálico.

Si lo que quieres es viajar al pasado sin salir de la ciudad, tienes que ir a Chiandoni a disfrutar no solo de sus helados, sino también de su Banana Split, su Hot Fudge Sundae y sus deliciosas malteadas.

Dónde: C. Pensilvania 255, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México.

Horario: 11:00 a 21:00 hrs.

Te podría interesar: ¡Aaaazúcar! Conoce la historia de las dulcerías más antiguas de la CDMX


Nevería Roxy

Esta emblemática heladería nace en tierras tapatías, donde Don Carlos Gallardo vendía nieves y helados artesanales en el pórtico del Cine Roxy de Guadalajara en los años 40´s. Es hasta 1946, que esta nevería llega a la colonia Condesa de la CDMX como una nostálgica fuente de sodas.

Este negocio familiar continúa deleitando a su fiel clientela chilanga, así como de otros rincones del país, con sus ricos helados basados en las preparaciones originales de María Luisa Rubio, esposa de Don Carlos. ¡Disfruta del estilo retro de esta heladería y no te pierdas de su icónica nieve de limón!

Dónde: Fernando Montes de Oca 89, Colonia Condesa, Cuauhtémoc, 06140 Ciudad de México.

Horario: 11:30 a 20:30 hrs.

Si te gustó este post, también te va a gustar: 15 heladerías en CDMX que debes probar 🍧